Sin título

17 de abril de 2009 (12:36 CET)

La negociación, o más bien mercadillo tunecino, por traer a Martorell la producción del Audi Q3 está haciendo honor a su nombre.

La postura de Volkswagen en la película es fabulosa: pongo a descuartizarse entre sí a Ingolstadt (Audi), Martorell (Seat) y Bratislava (Skoda), a sus gobiernos locales y regionales y cualquiera que quiera pasar por allí a ofrecer algo…

Sigue aquí...
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad