Cuatro ‘family office’ catalanes duplican su inversión en Barcelona y Madrid

stop

MERCADO

Uno de los inmuebles gestionados en Barcelona por Cat Real Estate

10 de marzo de 2013 (20:11 CET)

Los locales comerciales del centro de Madrid y de Barcelona siguen siendo atractivos para invertir este 2013.

Cuatro family office catalanes que quieren mantener su anonimato y una quinta extranjera invertirán el doble que el año pasado en inmuebles situados en el centro de Madrid y de Barcelona. Concretamente en la comercial calle de Fuencarral y en el barrio de la Barceloneta, en primera línea de mar. El capital de inversión alcanza los 20 millones de euros.

La consultora inmobiliaria Cat Real Estate es la encargada de administrar las operaciones centradas en inversiones en locales comerciales. El socio-director de la compañía, Nacho Castella, indica que el incremento de la inversión responde al buen momento para posicionarse en el mercado ante la necesidad de venta.

Principales clientes

La consultora cierra las operaciones con entidades bancarias, promotores inmobiliarios y otros family office que en estos momentos necesitan liquidez.

Castella asegura que sólo se venden locales situados en zonas prime --alto standing-- en momentos de crisis económica. “Son inversiones que demuestran que son muy seguras”, asevera Castella. Otros activos como las naves industriales han registrado una caída de las rentas de entorno al 50%.

Turismo y consumo local

En el caso de Madrid, las familias quieren invertir en una zona comercial y céntrica porque el consumo local está aguantando mejor. En cambio, la estrategia a seguir en la capital catalana es la de centrarse en una zona turística por excelencia (entre el Hotel W y el Arts). Quieren invertir en una zona en la que puedan aprovechar el continuo tránsito de turistas.

Los family office se basan en una plataforma de inversión dedicada a la gestión de patrimonios de un grupo familiar con un elevado patrimonio.

Precio medio de los locales


En 2012, la consultora contó con un capital inversor de 12 millones de euros con los que se cerraron 10 operaciones: cuatro en Madrid y seis en Barcelona. El precio medio ronda los dos millones de euros.

Depende de la tipología del establecimiento. En una zona prime, el metro cuadrado de un local oscila entre los 10.000 y los 15.000 euros.

Este tipo de consultoras están superando mejor la crisis frente a las grandes compañías. Las operaciones que oscilan entre los 30 y los 40 millones han caído mientras que la compraventa de locales situados en zonas prime pero de dimensiones más pequeñas encuentran con mayor facilidad una salida en el mercado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad