Desaparece el 74% del capital en renta variable

04 de junio de 2010 (13:33 CET)

La crisis financiera que ha derivado en la crisis económica mundial más importante desde los años 30 arrasó a los fondos de inversión en renta variable, que todavía no han conseguido recuperar ni la mitad de lo que gestionaban hace tres años. Así, estos productos pasaron de mover 6.342 millones en 2007 a sólo 1.592 millones a finales de este mes de abril, lo que supone una reducción del 74%.

Para Jaume Puig, director general de GVC Gaesco, la salida de los inversores se produjo por el miedo “masivo” que generó la situación pero también por las previsiones que se hicieron en aquel momento: “parecía que el mundo tenía que hundirse”, afirma. En la misma línea, Xavier Teixidó, analista de Renta 4, explica “la gente empezó a salir de la bolsa por la crisis y por las inseguridades jurídicas que se registraban” y que acabaría con la caída de Lehman Brothers hace dos años.

Este pánico parece que fue inoculado como un virus a los inversores y en 2008, los fondos de inversión en renta variable perdieron, sólo en Europa, un 78% del capital en relación al año anterior, al pasar de los 6.342 millones gestionados a sólo 1.384.

El problema es que el miedo perdura y ahora los inversores todavía no ven el momento adecuado para volver a la renta variable. Y no parece que la cosa vaya a mejorar en el corto plazo. Para Teixidó, “al dinero que salió le está costando entrar porque aún hay dudas a nivel internacional, también sobre la situación de Europa y la gente se reserva el dinero para invertir, en todos los sectores”.

Por su parte, Puig asegura que “ahora cuesta mucho convecerles para que vuelvan, intenta explicarles que no habrá otra debacle…”. Antoni Fernández, de Bolsacom, matiza y asegura que “la gente prefiere poner su dinero en un depósito agresivo al 4% que en la bolsa” porque sabe que la rentabilidad está asegurada.

Así, pues, la crisis de 2008 se puede considerar la mayor crisis financiera de la historia, o, como mínimo, la que más miedo provocó entre los inversores de todo el mundo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad