Detrás de la letra pequeña de las hipotecas: los detalles que tu banco no dice

stop

El abaratamiento de las hipotecas debe hacer al cliente más consciente de los compromisos que adquiere, a veces sin saberlo, con las entidades financieras

Firma de un contrato hipotecario / ED

10 de octubre de 2015 (12:34 CET)

Los bancos están librando una guerra para ofrecer las hipotecas más atractivas del mercado. Ante este escenario, es muy importante prestar mucha atención a la letra pequeña de todas estas ofertas, para entender qué es lo que los bancos intentan vender. Pero más importante es aún preguntarse qué es lo que no dice esta letra. El comparador de finanzas personales HelpMyCash.com desvela algunas condiciones obviadas en estos contratos. 

Los engaños con los productos vinculados

Si se presta atención, entre la letra pequeña se especifican todos los productos vinculados que se deben adquirir junto con la hipoteca, y muchas veces, el precio aproximado de cada uno. La trampa que algunos bancos hacen con estos productos está en que no se detalla cuántos años se deberán contratar o si es obligatorio hacerlo con la misma entidad.

Al contratar una hipoteca a 25 años se podría firmar también, sin ser consciente, un seguro de vida durante los mismos años. Y mientras el tipo de interés de la hipoteca sí se puede saber, el precio del seguro puede ir subiendo año tras año, sin poder hacer nada para evitarlo. Antes de firmar nada con el banco, es muy recomendable preguntarse si queremos contratar el producto con otra aseguradora o, también, si realmente necesitamos ese seguro.

En relación a estos productos, muchos bancos tampoco publican qué ocurre con el interés de la hipoteca en el caso de no querer los seguros. Normalmente, si no lo hacemos, el tipo de interés aumenta.

Comisiones que se cobran pero no se publican

La gran mayoría de los bancos especifican si cobran o no la comisión de apertura, la más común de todas. En cambio, muchas entidades financieras se abstienen de publicar otras comisiones que son menos conocidas, como por ejemplo la comisión de subrogación de hipoteca. Ésta está regulada por ley, y no puede ser superior al 0,50% durante los primeros 5 años y al 0,25% a partir del sexto.

Generalmente, si entre la letra pequeña no aparece claramente que esta comisión es del 0% se cobrarán los valores establecidos por ley. Por eso, es muy recomendable preguntar al banco que especifique todas las comisiones y a cuánto ascienden, antes de firmar el contrato. De esta forma nos podemos ahorrar problemas de cara el futuro.

Hipotecas que no esconden nada

Para asegurarnos una buena hipoteca que no esconda nada se deben analizar las ofertas al detalle. Para hacerlo, una herramienta que facilita la tarea es un comparador de hipotecas online, con el que se pueden ver las ofertas de todos los bancos sin moverse de casa.

Además, una de las mejores ofertas del momento y que carece de sorpresas desagradables es la Hipoteca de Catalunya Caixa a euríbor 1,25 %, totalmente libre de comisiones y que sólo tiene 2 seguros obligatorios. O la Hipoteca Mari Carmen de Abanca, a euríbor 1,25% y también libre de comisiones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad