Dinero público sí, pero a cambio de fusiones

stop

18 de junio de 2009 (12:24 CET)

Ésta es la exigencia que Miguel Martín, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) ha lanzado a las entidades que reciban inyecciones de dinero público debido a su difícil situación. Una fusión con otra entidad se configura como una opción inexcusable para que estas entidades con problemas emprendan una reducción en su número de oficinas y así mejorar el sistema financiero en general. 

El presidente de la patronal de los bancos defendió en el transcurso de su intervención en un curso de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo (UIMP) de Santander, que las aportaciones de capital del Estado no sean para ayudar a entidades en particular, sino para salvar al sistema financiero en su conjunto, que necesita reducir la capacidad instalada, actualmente excesiva. 

Según Martín, las ayudas públicas deben ir condicionadas a la reestructuración de la entidad en problemas, y la mejor forma de reestructuración es, sin lugar a dudas, la fusión. "No puede haber ayudas públicas gratuitas, sino para mejorar el sistema financiero español, y la mejor forma, la única forma, es a través de fusiones", sostuvo. 

Martín aseguró que la AEB "va a apoyar cualquier decisión que tome el Gobierno español nos guste o no", si bien lamentó que, a ocho días de la aprobación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), "no ha habido una consulta formal" por parte del Gobierno a la patronal bancaria.
"No tenemos la menor duda de que lo que finalmente el Gobierno y el Banco de España produzcan será un buen instrumento para mejorar la situación", señaló.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad