Dogi triplica sus pérdidas hasta marzo

stop

Sin título

14 de mayo de 2009 (18:16 CET)

La empresa catalana Dogi no levanta cabeza y ha vuelto a registrar números rojos. En el primer trimestre del año, el fabricante de tela elástica perdió 6,8 millones de euros, tres veces más que en el mismo período de 2008, cuando se dejó 2,3 millones de euros.

Estos resultados se explican por los problemas que Dogi está teniendo en España. Por una parte, ha culminado la concentración fabril y logística de sus 3 centros productivos en un único y nuevo centro en El Masnou (Maresme). Pero el hecho de tener distintas sedes abiertas mientras duraba el proceso ha provocado que se duplicaran los costes, hasta los 1,1 millones.

Además, la firma también ha sufrido la coyuntura económica actual y, en este primer trimestre, ha visto como sus ventas caían más del 55%, hecho que ha erosionado los resultados de la planta española. Para combatir la situación, en este marco de considerable descenso de la actividad, la compañía está ya implementando un Plan de Ajuste que contempla un ERE temporal de 45 días durante el ejercicio en curso, así como otras medidas de reducción de los costes que, sumadas a la suspensión temporal de contratos, suponen un ahorro total de 3 M.

A pesar de todos estos esfuerzos, y tal como informábamos en la última edición de La Plaza Semanal, los auditores consideran que los números de Dogi son difícilmente justificables desde los patrones comunes de gestión y de equilibrio patrimonial. Los números rojos, en términos de pérdidas, deuda y circulante negativo, ponían de manifiesto la delicada situación de la empresa. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad