Don Piso prevé cerrar 2009 con beneficios y pasar de 60 a 150 oficinas en tres años

stop

La inmobiliaria sostiene que es un buen momento para comprar

Sin título

06 de diciembre de 2009 (15:50 CET)

Don Piso prevé cerrar el año con beneficios tras desvincularse de Habitat en julio, y ha elaborado un plan estratégico que incluye pasar de las 60 oficinas actuales a las 150 en 2012, para volver a estar presente en toda España. Antes de la crisis inmobiliaria, llegó a tener 350 locales. En una entrevista a Europa Press, el director general de Don Piso, Luis Pérez, explicó que la compañía no preveía en verano acabar 2009 en números negros, sino con "pocas pérdidas". Sin embargo, ahora calcula que finalizará el año con unas ganancias que rondarán los 100.000 euros.

Pérez explicó que la nueva expansión de la firma de intermediación inmobiliaria se basará en las franquicias, aunque también habrá al menos una oficina propia en cada una de las provincias que cuenten con franquicias. En las 60 oficinas actuales, entre propias y franquicias, trabajan unas 300 personas --una media de cinco por local--.

En 2010, el plan estratégico prevé la apertura de 25 nuevos locales, lo que se traduce en 125 nuevos empleos; en 2011 las aperturas serán 30 (150 empleos), y en 2012 serán 35 (175 puestos de trabajo). Cada nueva oficina supondrá una inversión de unos 50.000 euros. Pérez afirmó que después de la adquisición de Don Piso por parte de su equipo directivo en julio, lo que permitió su salida de Habitat y del concurso de acreedores en que la inmobiliaria presidida por Bruno Figueras estaba envuelta, hay "muchos" ex empleados que se han interesado por abrir una franquicia.

En 2006, el punto álgido del 'boom' inmobiliario, Don Piso llegó a vender 8.000 pisos en un año a través de sus 350 oficinas, pero con la crisis sufrió muchos cierres de locales y pasó por dos Expedientes de Regulación de Empleo.

Desde el verano, los nuevos dueños de Don Piso se han "sorprendido" por la evolución del mercado, que ha vuelto a activarse en las áreas urbanas. Actualmente sus 60 oficinas venden unos 150 inmuebles al mes por un valor conjunto de unos 30 millones de euros, con unos ingresos para la firma de intermediación de 1,5 millones aproximadamente.

Los precios son alrededor de un 25% inferiores a los de 2006, pero ya ha finalizado la "caída libre", expuso Emiliano Bermúdez, subdirector general, que destacó que tras optimizar la estructura de costes, las franquicias son rentables con una venta y dos alquileres al mes.
"Es un buen momento para comprar, porque los precios han tocado suelo, y para abrir un negocio inmobiliario, porque se venden más pisos", defendió. También consideró que las entidades financieras han ayudado a fijar los precios mínimos con su tasación de los pisos que se han adjudicado por impagos: "La gente ha comprendido que no van a bajar más".

Respecto a la comercialización de pisos de las carteras de las entidades financieras, Bermúdez lo vio más como una oportunidad que como competencia desleal. De hecho, Don Piso ha creado una línea destinada a dar salida a inmuebles de bancos y cajas, que ya está funcionando. En algunos casos, incluso colabora para vender un piso antes de que la única salida sea el desahucio de los propietarios. Respecto a la demanda, auguró que seguirá creciendo, porque "hay gente apartada del mercado porque cree que los bancos no les darán la hipoteca", pero buscan una vivienda y más adelante se decidirán.

Por el momento, Don Piso ha abierto siete franquicias desde julio, y ve factible ser rentable con 150 dentro de tres años, ya que el mercado siempre se ha recuperado tras las crisis anteriores, como la de los 80 y la de los 90, argumentó Pérez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad