Duro varapalo de Gabarró a la política energética de Sebastián

stop

Sin título

20 de abril de 2010 (12:13 CET)

El presidente de Gas Natural Fenosa (desde hoy es el nuevo nombre corporativo) ha aprovechado el encuentro con los medios de comunicación previo a la Junta de Accionistas para arremeter contra la política energética que lidera el ministro de Industria, Miguel Sebastián, en el gobierno español.

A su juicio, “hay que hacer más números y menos ideología”, refiriéndose a la irrealidad actual del precio que se paga en España por la electricidad y a la insostenibilidad de las subvenciones que están recibiendo las energías renovables.

Gabarró ha indicado que el déficit de tarifa que provoca el desfase entre el coste real de producción de la energía eléctrica y el precio que se cobra a los consumidores fue el año pasado de 4.038 millones de euro, muy por encima de los 3.500 millones en que un decreto del gobierno situaba su máximo posible.

En este sentido, las previsiones de que ese déficit de tarifa se reduzca a 3.000 millones este año y 2.000 al siguiente carecen de verosimilitud. “Hay que dejar de hacerse trampas en el solitario y aceptar que tenemos que pagar más por el consumo eléctrico, porque lo contrario es autoengañarnos”.

El segundo punto de la dura crítica ejercida por Gabarró sobre el gobierno se centró en la sostenibilidad económica de las energías renovables. Según sus cifras, la inversión que se necesita para generar un megawatio de ciclo combinado es de 0,5 millones; de 1,2 millones, si se trata de un megawatio generado por energía eólica, y de 4,5 millones si se trata de energía fotovoltaica o solar. Por el contrario, el precio al que se vende esa unidad de energía es de 38 €, 82 € y 460 €, respectivamente.

Ni es sostenible desde un punto de vista económico, advirtió el presidente de Gas Natural Fenosa, ni parece sensato a su entender que un país que atraviesa unas dificultades económicas como las actuales se permita el lujo de tener capacidad de generación sobrante en este tipo de energías.

Y, finalmente, Gabarró se dirigió a la manera en que se forma el precio de la electricidad en el pool, un sistema que discrimina según él a la energía que precisamente garantiza la viabilidad de las otras: los generadores de energía eólica, o de las otras, necesitan a su lado uno de ciclo combinado que evita las lógicas interrupciones en la generación alternativa.

El resto de datos aportados a los periodistas sobre el ejercicio del 2009 era más o menos conocido y fue el volumen de deuda de la compañía energética lo que concentró una buena parte de las preguntas. La deuda neta ajustada a finales del pasado año era de 18.000 millones de euros, un 59,6% del total del pasivo. La deuda neta (antes de titulizar 1,2 millones del déficit de tarifa y 1,7 millones de ventas de activos acordadas pero no cobradas aún) era de 20.900 millones.

La compañía ha anunciado la pronta presentación de un plan estratégico 2010-2014 y ha situado como sus principales objetivos para este año finalizar y consolidar la integración de Gas Natural y Unión Fenosa, proseguir con la captura de sinergias, llevar a cabo las desinversiones previstas (2.000 MGW entre otras) y mantener el crecimiento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad