EEUU canjeará su deuda para esquivar la recesión

stop

INYECCIÓN

El presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Ben Bernanke

22 de septiembre de 2011 (08:53 CET)

La Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) ha acordado vender un paquete de 400.000 millones de dólares a corto plazo para adquirir bonos a largo plazo por la misma cantidad --una operación conocida como twist--, en una decisión para estimular la economía. Además, seguirá reinviertiendo la deuda hipotecaria que le vence en nueva deuda respaldada por créditos otorgados al sector inmobiliario.

En concreto, el organismo presidido por Ben Bernanke señaló que la medida consistirá en un intercambio --a través de operaciones de compra y venta-- de bonos de deuda a corto y largo plazo. Hasta finales de junio de 2012 procederá a la compra de bonos de seis a 30 años por un importe de 400.000 millones de dólares, a la vez que venderá bonos por esta misma cantidad en bonos a tres y menos años.

Antecedentes históricos


Este tipo de medida sigue el modelo ya adoptado por el organismo en los años sesenta para hacer frente a crisis económicas. Sin embargo, y a pesar de ser un 'clásico', la decisión no contó con el consenso de todo el consejo de la Reserva Federal, ya que tres de sus miembros (Richard W. Fisher, Narayana Kocherlakota y Charles I. Plosser) votaron en contra de la medida.

El organismo también decidió mantener los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25%, donde permanecen sin cambios desde diciembre de 2008. La Fed añadió que este rango de tipos se mantendrán probablemente "hasta mediados de 2013".

Crecimiento lento

La Fed señaló como principales motivos para su decisión al "lento" crecimiento económico, con un gasto familiar en Estados Unidos que sigue creciendo a un ritmo "modesto", así como a las señales de debilidad económica reflejadas en la elevada tasa de desempleo, aunque vaticinó una cierta recuperación en la economía en los próximos trimestres.

En lo que respecta a la inflación, afirmó que parece "haberse moderado" desde principios de año, con un descenso de los precios de la energía y algunas materias primas desde sus máximos", por lo que prevé que se mantenga estable.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad