Pedro Sánchez (i) y Pablo Iglesias (d) se abrazan en el Congreso después de firmar el preacuerdo de gobierno. /EFE/Paco Campos

El abrazo de Sánchez a Iglesias ya cuesta al Estado más de 260M

stop

La fortísima caída de Bankia en bolsa reduce el valor de la participación en el banco en 264 millones en apenas dos días

Raúl Poza

Pedro Sánchez (i) y Pablo Iglesias (d) se abrazan en el Congreso después de firmar el preacuerdo de gobierno. /EFE/Paco Campos

Madrid, 13 de noviembre de 2019 (19:02 CET)

Bankia no atraviesa su mejor momento y el acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos acrecienta sus problemas. Dentro de un marco de tipos de interés bajos a la entidad le cuesta encontrar rentabilidad, lo que llevó a anunciar que no podrá cumplir el objetivo del Plan Estratégico de 1.300 millones de euros para 2020, y, según reconoció su consejero delegado, José Sevilla, el banco pierde atractivo para acometer su objetivo principal: la privatización.

Sevilla apuntó en la última presentación de resultados que con el entorno actual del mercado se hace difícil colocar paquetes accionariales puesto que las entidades no cuentan con gran atractivo entre los grandes inversores que podrían estar interesados en controlar el banco. Si de por sí estas declaraciones ya muestran las dificultades que tiene el Estado, que controla el 61% a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), para ir deshaciéndose gradualmente del banco, la entrada de Pablo Iglesias al gobierno puede hacer saltar por los aires los objetivos de Bankia.

En el programa electoral de Unidas Podemos cuenta con un apartado específico para Bankia en el que se asegura que frenarán la "inmediata" privatización de Bankia, su nacionalización "tras prestar los españoles 60.000 millones de euros para el rescate bancario" y el nombramiento de una nueva presidencia que "entienda lo que sí es una banca pública". Un dardo directo al actual presidente de Bankia, Jose Ignacio Goirigolzarri, firme defensor de privatizar Bankia en cuanto se den las mejores condiciones del mercado y un gran crítico con la idea de una banca pública.

Tensiones de gran calado no han sido ajenas para el mercado y los inversores no han dudado en mover ficha. Los títulos han cedido un 7,93% en dos sesiones en el Ibex 35 y han perdido 433 millones de capitalización bursátil, hasta 5.127 millones de euros. Así, al Estado se le han escapado 264,13 millones de euros por el pacto de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para crear un nuevo ejecutivo.

Lea la noticia completa en Finanzas.com

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad