"El acto del día 10 no es el final de nada sino el principio"

Sin título

04 de febrero de 2009 (12:55 CET)

Antoni Marsal, presidente de la Unión Patronal Metalúrgica (UPM) ha conseguido poner en marcha el primer acto reivindicativo empresarial para plantear aquello que los empresarios consideran imprescindible en este momento de crisis.

¿Cómo explica que desde una entidad sectorial como la UPM se haya conseguido poner en marcha el acto del día 10?
Quizás ya se daban las circunstancias adecuadas y lo que hacía falta era una chispa. Y nosotros que estamos en el comité ejecutivo de Fomento y en la directiva de la CEOE y en el máximo órgano de la patrona metalúrgica española hemos conseguido poner de pie este movimiento. Por eso en el acto estarán el presidente de la CEOE, Díaz Ferran, Joan Rosell, presidente del Fomento y muchos otros directivos empresariales de Cataluña y de toda España.

Y qué se lo que pretenden, sólo ha trascendido la posición con respecto a la falta de financiación.
Nosotros lo que queremos es hacer llegar un mensaje a la sociedad y también al empresariado en el sentido que se tienen que volver a generar ilusiones y, claro, se tienen que hacer todos los esfuerzos por conseguir que toda la sociedad reaccione. Por eso, el hecho de que sea el metal quien encabece la acción, yo creo que ha ayudado.

¿Cuáles son las peticiones que tienen los metalúrgicos, que justifican que se haga un acto público?
Hay tres tipos de problemas, algunos son estructurales y otros coyunturales. Uno es la falta de demanda. El segundo el tema financiero, que quizás es lo que ha llegado más al público y finalmente hay un tercer problema que nos apreta: la morosidad.

¿Vamos paso a paso, como se podría reanimar la demanda?
Éste es un problema más de percepción que de medidas concretas, pero tenemos ejemplos, como el alemán que nos indican que con actuaciones como aportar 2500 euros al cambio de un coche, se reaniman las ventas. Concretamente, las noticias que tengo son que allí vuelven a incrementarse las ventas de automóviles.

¿Y la morosidad?
La solución es fácil teóricamente: que se cumpla la ley 3/2004 que fija con claridad los plazos de pago.

Llegamos en el tercer punto, al crédito: ¿es verdad lo que dicen los bancos, que no dan créditos porque no hay demanda?
No lo creo, lo que nos llega aquí como patronal es que se están recortando líneas de descuento y de crédito que hacen que empresas que podrían salir de la crisis, las pasen muy magras. Pero es que eso pasa también con las entidades de seguros de cobro que han cambiado drásticamente su política.

¿Qué piensa de las acciones como la del presidente del Gobierno reuniéndose con los banqueros?
Creo que hay que buscar alternativas a las simples reuniones, habría que buscar mecanismos que hicieran llegar directamente el dinero en las pymes y families. La solución de los fondos del ICO no funciona porque esta institución no tiene red propia y eso hace que mucho dinero se pierda por el camino, porque cada entidad procura solucionar primero sus problemas.

¿Ya sabe que el secretario general de UGT en Cataluña ha manifestado estar de acuerdo con sus reclamaciones?
No lo sabía, pero me parece que los sindicatos han entendido que esta crisis nos afecta a todos y que lo que hay que evitar es que se cierren empresas. El comportamiento de los sindicatos en Cataluña en muchos expedientes nos muestran que su interés, al igual que los de los empresarios es primero que hay que salvar la empresa. Yo creo que se han superado posiciones anteriores de confrontación.

¿En el acto del día 10 sólo hablarán de los temas mencionados?
No, nosotros pensamos que una alternativa tiene que plantear también temas como la carga fiscal, la reducción de la dependencia energética, la reducción del impuesto de sociedades y otras posiciones que vamos recogiendo en una encuesta que hemos pasado a las empresas.

¿Qué pasará si después de hacer el acto del día 10 no consiguen los objetivos marcados?
Nosotros somos conscientes de que el acto reivindicativo planteado no es el final de nada si no el principio de un proceso. Haremos un documento que presentaremos a las instituciones y a la sociedad civil y haremos el seguimiento si consideramos que no ente hambre caso.

¿Y si eso pasa están dispuestos cómo ha dicho una patronal a hacer una manifestación en la calle?
No creo que ésta sea la mejor forma de elevar nuestras ideas y hacer que sean entendidas por la sociedad.

¿La crisis ha tenido un inicio financiero que ahora afecta en la industria, puede afectar en la estructura industrial catalana?
Yo creo que lo que enseña esta crisis es que la industria tiene que ser la base de nuestro crecimiento. Hemos vivido una época más bien especulativa. Se han hecho cosas en la construcción y se ha visto que son efímeras. Pues hay que volver a las raíces industriales con una fuerte apuesta por la calidad, la formación y la exportación y por eso hace falta que todos lo entiendan así.

¿En el acto del día 10 habrá políticos?
No los hemos invitado, si quieren venir lo harán a título individual, pero como representantes políticos no vendrán. Nos han llamado y les hemos explicado lo que queremos, pero éste es un acto empresarial y no queremos que cambie.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad