El ahorro que vino del miedo

stop

La crisis provoca que familias y empresas gasten menos

04 de enero de 2010 (11:00 CET)

Una crisis también es un estado de ánimo, ya que la gente que mantiene los ingresos gasta menos por el miedo, más o menos infundado, a perderlos si la situación se alarga en el tiempo. Esto ha provocado que la tasa de ahorro de los hogares e instituciones españolas se situara en el 14,1% en el tercer trimestre de 2009, 4,6 puntos más que hace un año. Este porcentaje fue el máximo histórico en un tercer trimestre, aunque cayó 10 puntos respecto al trimestre anterior.

No obstante, a pesar de que el ahorro se incrementó, la renta disponible de los hogares e instituciones sin ánimo de lucro al servicio de los hogares disminuyó un 1,6% en términos interanuales hasta alcanzar los 174.345 millones de euros, lo que supone 2.767 millones menos que la renta estimada del mismo periodo del año anterior.

Y, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, uno de los perjudicados por ese afán ahorrador de los españoles fue el gasto en consumo final de los hogares, que cayó hasta un 6,3% en este periodo, lo que provocó que el ahorro aumentase un 46,3% hasta alcanzar los 24.652 millones de euros, que suponen 7.798 millones más con respecto al mismo trimestre de 2008.

El ahorro generado por los hogares permitió financiar el volumen de inversión de este sector que alcanzó los 15.810 millones de euros en el trimestre y que presentara una capacidad de financiación de 9.464 millones, el 3,8% del PIB trimestral.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad