El aumento del consumo saca a España de la recesión

stop

19 de mayo de 2010 (10:48 CET)

El Instituto Nacional de Estadística ha confirmado este miércoles lo que había avanzado hace unos días: España abandona la recesión, al menos de momento, gracias al consumo. El PIB creció un 0,1% hasta marzo respecto al trimestre anterior, gracias a la mejora del consumo y de la inversión. No obstante, la tasa intertranual aún fue negativa, con una caída del 1,3%.

Con este leve crecimiento en el primer trimestre, España deja atrás seis trimestres de contracciones y empieza a levantar el vuelo, aunque no se descarta, y así lo prevé Bruselas, que en el tercer trimestre de este año vuelva a registrarse un crecimiento negativo del PIB por la subida del IVA, que comenzará a aplicarse desde el 1 de julio.

El crecimiento positivo del PIB en el primer trimestre fue resultado de la mejora experimentada por el gasto en consumo final, que aumentó un 0,7% respecto al trimestre anterior, frente al empeoramiento de la inversión, que se contrajo un 2,7% entre enero y marzo, frente al -1% del cuarto trimestre de 2009.

Dentro del gasto en consumo, el de las familias repuntó por segundo trimestre consecutivo, al crecer un 0,5% en el trimestre, mientras que el gasto en consumo final de las administraciones públicas aumentó un 1,4%, frente al descenso del 1,7% experimentado en el trimestre anterior.

La actividad global siguió moderando en el primer trimestre su contracción como consecuencia de una contribución menos negativa de la demanda nacional y de la aportación positiva del sector exterior. En concreto, la contribución negativa de la demanda nacional se redujo casi tres puntos, al pasar de -5,3 a -2,5 puntos, mientras que la demanda externa recortó un punto su aportación positiva, desde 2,2 a 1,2 puntos.

Los datos de Estadística ponen de manifiesto que la demanda exterior redujo su contribución al PIB un punto en el primer trimestre, hasta los 1,2 puntos. Tanto las exportaciones como las importaciones registraron tasas interanuales de crecimiento positivas, lo que no se producía desde la primera mitad de 2008.

En concreto, las exportaciones de bienes y servicios registraron una variación interanual del 8% en el primer trimestre, frente al -2,9% del cuarto de 2009, como consecuencia de la mejor evolución de la demanda nacional de los países destino, fundamentalmente de la Unión Europea. Por su parte, las importaciones de bienes y servicios aceleraron su crecimiento interanual y pasaron de una tasa interanual negativa del 9,6% en el cuarto trimestre del año pasado a un repunte del 2,6% en el primero de 2010.

El valor añadido bruto de las ramas industriales redujo su caída en casi siete puntos y medio, hasta el -3,1%; el de la industria manufacturera mejoró desde el -10,9% hasta el -3,8%; el de las ramas energéticas creció un 0,3%, su primera tasa positiva en seis trimestres; y el de los servicios se situó en el -0,2%, frente al -1,1% del trimestre anterior.

Por su parte, la variación intertrimestral de la economía española se situó en el 0,1% en el primer trimestre, frente al -0,1% del cuarto trimestre de 2009.

No obstante, el paro sigue dando malas noticias. Medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, el empleo registró en el primer trimestre una reducción del 3,6%, frente a la tasa del -6,1% registrada en el cuarto trimestre del ejercicio pasado, lo que se tradujo en la destrucción de casi 652.000 puestos de trabajo en un año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad