El automóvil se hunde, sus directivos no

stop

Sin título

25 de marzo de 2009 (18:11 CET)

Crisis profunda, amenazas de cuantiosos despidos y abundantes ayudas públicas; la industria del automóvil presiona sobre los gobiernos con toda su alma, pero sus máximos directivos no parecen dispuestos a corresponsabilizarse seriamente de la situación que ellos, quiérase o no, han provocado. Lo que sigue es una relación entre la situación de cada grupo automovilístico y los honorarios recibidos por los hombres que los lideran.

De todos los grandes grupos automovilísticos, Volskswagen fue el único que declaró ganancias netas el año pasado. En concreto, unos 5.000 millones de euros. El presidente de este grupo, Martin Winterkorn se ha embolsado este año 12,7 millones de euros entre los que hay una parte de sueldo ordinario y otra en función de los objetivos conseguidos. En total, los miembros del consejo de la multinacional alemana recibieron 27,5 millones en opciones sobre acciones.

La agencia de calificación de riesgos: Fich mantiene las calificaciones de Volkswagen en BBB , equivalentes a aceptables, aunque podría rebajarlas ya que las perspectivas son negativas

El tercer hombre del grupo Volkswagen es un español: Francisco García Sanz, que simultanea su cargo de responsable de compras del grupo alemán con la presidencia del consejo de administración de SEAT. En conjunto, el sueldo de García Sanz se situó en 9,5 millones, lo que no ha sido obstáculo para que la filial española haya reclamado grandes cantidades de dinero a las administraciones con el señuelo de fabricar en Martorell en nuevo Q3. Para apretar un poco más, Seat reclama a sus trabajadores congelación salarial para optar al vehículo y evitar así 1.500 despidos.

Sueldo simbólico
Otros grandes grupos, como General Motors, han visto como su máximo directivo, en este caso el presidente Richard Wagoner, se imponía un sueldo simbólico, un dólar al año. Pero su consejo no ha aceptado este sacrificio y ha decidido que el salario se le rebaje hasta la mísera cifra de 3,3 millones de dólares, de los que 2,1 millones son sueldo fijo.

Si se compara con el máximo jefe de Volkswagen puede parecer un sueldo bajo, pero se ha de tener en cuenta que General Motors ha precisado inyecciones de capital público para evitar su quiebra. En concreto, entre General Motors y el grupo Chrysler, confían conseguir un pellizco de 40.000 millones de dólares en prestamos a bajo interés.

Otro gran gigante de la industria norteamericana, Ford, ha visto como su presidente, Alan Mulally, ganó 13,6 millones de dólares en 2008, según ha reconocido la propia compañía.
Estos honorarios incluyen los dos millones que recibe en forma regular en concepto de salario más opciones sobre acciones a largo plazo.

Mulally no recibió ninguna bonificación en 2008, en contraste con 2007. Para el presente y el próximo año acordó una reducción salarial del 30 por ciento. La empresa que preside ha informado de pérdidas récord de 15.000 millones de dólares para 2008, pero aún tiene suficientes reservas de capital disponible para sobrevivir.

Dieter Zetsche, responsable de Daimler, cobró el año pasado 4,8 millones de euros, un sueldo elevado, pero muy inferior al que se embolsó en 2007, que llegó a los 9,8 millones. En aquel ejercicio, los bonus vinculados a resultados sumaron 5,4 millones, mientras que este año se han reducido a 494.000 euros. La agencia de calificación Ficth mantiene para esta firma la nota BBB considerada como de calidad aceptable.

Por su parte, el patrón de Fiat, Luca Cordero de Montezemolo, ha declarado un sueldo de 3,38 millones, que ha sufrido una reducción acorde con la que han experimentado los resultados de su empresa. Fiat ha declarado que el año pasado incrementó su facturación. Para este ejercicio el grupo italiano trabaja en acuerdos de cooperación con Crysler.

Para Fiat , Fitch ha decidido rebajar la calidad de su crédito al pasar la deuda a largo plazo desde BBB , aceptable, a BB , calidad cuestionable, y la perspectiva es negativa.

El presidente y director general de Renault, Carlos Ghosn, recibió el año pasado un sueldo de 2,1 millones de euros. Dicho grupo informó de unos beneficios en 2008 de 599 millones frente a los 2.734 conseguidos un año antes. Quizás por ello el sueldo de Goshn no ha repetido los 5,3 millones que consiguió hace dos años. Igual que en casos anteriores, Fitch ha rebajado de BBB- a BB la calificación del riesgo.

Pérdidas de PSA
El otro gran grupo francés, PSA, fabricante de Citroën y Peugeot, también pinchó el paño pasado. Registró unas pérdidas netas de 343 millones, frente a 885 millones de beneficio de 2007. La calidad del riesgo de PSA también ha bajado de BBB- a BB . Ello no ha sido obstáculo para que el director general del grupo Chistian Streiff, cobre este año un sueldo de 1 millón de euros, después de eliminar el bonus del 35% que tenia en años anteriores. Para 2009 se anuncia que Streiff mantendrá el sueldo sin subidas. La sombra de Sarkozy es alargada.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad