El Banco de España, como Botín, pone el foco sobre las cajas

stop

La autoridad financiera reclama una rápida reorganización para que retorne la confianza al sistema

Rubalcaba y Salgado, en el banco azul del Congreso. (EFE / Javier Tizón)

27 de octubre de 2010 (13:23 CET)

Primero fue Emilio Botín, el gran banquero del país, y después el propio Banco de España. Las cajas de ahorros están bajo los focos de la salud del sistema financiero español. Mientras que el presidente del banco de Santander aseguraba que el proceso de reordenación del mapa de cajas avanza con escesiva lentitud, la institución que gobierna Miguel Ángel Fernández Ordóñez reclama que se asiente la reestructuración de las cajas como elemento imprescindible para que los inversores recuperen plenamente la confianza en el sistema financiero y la economía española retorne a la senda de crecimiento.

En su último Informe de Estabilidad Financiera, el Banco de España afirma que "afianzar la mejora observada en la confianza de los inversores sobre el sector bancario español exige asentar la reestructuración que se ha puesto en marcha en el sector de las cajas". Se trata de una forma elíptica de volver a señalar la preocupación que este conjunto de entidades financieras proyectan sobre el guardián del orden financiero.

El organismo que dirige Fernández Ordóñez también considera que para que se recupere la economía es imprescindible llevar a término reformas estructurales y el programa de consolidación fiscal anunciado.

Medidas contra el déficit

El pronunciamiento del instituto emisor se produce el mismo día en que se han publicado los últimos datos sobre la ejecución presupuestaria de las cuentas públicas. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, no ha querido especificar las medidas que podría poner en marcha el Gobierno para garantizar la reducción del déficit porque "no será necesario tomarlas", aunque ha asegurado que el Gobierno las implementará si finalmente tiene que hacerlo para cumplir con la consolidación fiscal.

"Si fuera necesario, como el déficit es un objetivo prioritario, por supuesto que tomaríamos medidas adicionales", ha señalado Salgado en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, en respuesta a una pregunta del diputado del PP Cristóbal Montoro, sobre la necesidad de contar con un Plan B por si fallan las previsiones del Gobierno.

Salgado ha respondido a Montoro defendiendo una vez más las cifras que ha utilizado el Gobierno para elaborar el cuadro macroeconómico de los Presupuestos del año que viene por ser "realistas", y se ha mostrado convencida de que el Ejecutivo cumplirá con los objetivos marcados en materia de consolidación fiscal.

Críticas a Rubalcaba

Además, Salgado ha arremetido contra Montoro por criticar al vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba en su turno de réplica, al que acusó de no saber que el Gobierno puso en marcha una ley para garantizar la estabilidad y el poder adquisitivo de las pensiones.

"Muy mal deben ver la cosa cuando han tenido que salir dos diputados a defender a Soraya Sáenz de Santamaría, que se suele defender bien sola", ha espetado Salgado al diputado 'popular'.

Montoro ha criticado la falta de respuesta del Gobierno a las preguntas del PP. "Esa es la política de comunicación del Gobierno y el sentido político del cambio de Gobierno", ha señalado, tras considerar que este cambio sólo servirá para explicar a los parados "que están parados".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad