El Banco de España constata que la economía empieza a reaccionar

stop

Sin título

31 de diciembre de 2009 (11:05 CET)

El Banco de España ya reconoce la mejora de todos los indicadores de actividad en el cuarto trimestre del año, aunque cree que los datos aún son "escasos" y que la capacidad informativa acerca de la evolución de la actividad aún es "limitada", según su último boletín económico.

Si lo dicho es cierto, el PIB podría seguir moderándose en el cuarto trimestre del año y mejorar las cifras registradas entre julio y septiembre, que reflejaron un descenso interanual del 4% y una caída intertrimestral del 0,3%.
El Banco de España afirma en su boletín que mientras la financiación neta de las administraciones pública sigue "creciendo a tasas muy elevadas, la deuda de los hogares y las sociedades avanzó a unos ritmos interanuales casi nulos".

Sobre la evolución general de la economía, el Banco de España cree que los indicadores de consumo atenuaron su retroceso en octubre y resalta que las matriculaciones de automóviles intensificaron su avance en noviembre, impulsadas por los efectos del Plan 2000E en el segmento de ventas particulares.

Asimismo, destaca que los indicadores más recientes de la inversión en bienes de equipo sugieren un comportamiento "menos malo", mientras que las cifras de inversión en construcción continúan reflejando el proceso de "intenso ajuste", pero a un ritmo interanual "más contenido" gracias al fondo de inversión local. Al mismo tiempo, las exportaciones reales moderaron su tasa de caída interanual en octubre, mientras que el ritmo de descenso de las importaciones continuó "atenuándose" en el décimo mes del año.

Almunia escéptico


La incógnita sobre si el PIB de España dejará atrás las tasas negativas parece que no preocupa por igual a todos. Según el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, que en 2010 pasará a ser el jefe de Competencia de la UE, , poco importa si el dato definitivo es -0,1% o cero. "No lo voy a notar ni yo ni los ciudadanos sustancialmente", dijo.

"No vamos a tener, desgraciadamente, una recuperación vigorosa que nos lleve a crecer rápidamente y a crear empleo en los primeros momentos del crecimiento", agregó.

Almunia advirtió además del elevado déficit público español, y haasegurado que aunque se reduzca al 3% en 2013 eso "no significa que el endeudamiento de España se haya esfumado", y que a partir de ese año "va a haber que hacer un esfuerzo grande por no seguir cargando la mano sobre la deuda".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad