Doble récord en las CCAA: agujero de 300.000 M y 17 consejerías más. En la imagen, el Banco de España. EFE

El Banco de España pide más fusiones: ¿mensaje a Bankia?

stop

La subgobernadora del Banco de España ve en las fusiones bancarias la "única alternativa clara" para ganar rentabilidad

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

Doble récord en las CCAA: agujero de 300.000 M y 17 consejerías más. En la imagen, el Banco de España. EFE

Madrid, 02 de abril de 2019 (13:35 CET)

En medio de los rumores acerca de posibles fusiones de Bankia --que si el Sabadell que si BBVA--, el Banco de España recomienda a la banca fusiones para mejorar la rentabilidad. Así lo defiende la subgobernadora de la institución, Margarita Delgado, que ve en las fusiones bancarias la "única alternativa clara" para ganar rentabilidad y eficiencia en el entorno actual.

En una entrevista incluida en la Memoria de la Supervisión Bancaria en España de 2018, un documento publicado por el propio Banco de España, Delgado considera que "en el actual contexto de bajos tipos de interés, en el que muchos bancos están operando con rentabilidades por debajo de su coste de capital y con estructuras de costes muy pesadas, las fusiones son una alternativa clara para mejorar la rentabilidad y ganar en eficiencia".

Aún así, resalta que el papel del supervisor "no es decidir qué fusiones son deseables y cuáles no, sino valorar en qué medida una nueva entidad, resultante de un proceso de fusión, tiene como base un modelo de negocio sólido y genera valor en su conjunto".

Delgado reconoce que uno de los principales retos de la banca es mejorar la imagen y la reputación

En cuanto a las fusiones con entidades internacionales, la subgobernadora cree que estas se demorarán hasta que la Unión Bancaria europea esté más avanzada. "Por ahora solo hemos tenido experiencia de fusiones a escala nacional, donde los ahorros de costes por sinergias y optimización de redes resultan evidentes", explica.

Y añade: "A medida que avancemos en la Unión Bancaria no sería descartable que se produjeran fusiones transfronterizas en esta área, lo que favorecería claramente una mayor integración financiera en Europa".

Además, entre los retos a los que se enfrentan las entidades, Delgado hace referencia a "mejorar la imagen y la reputación del sector bancario en su conjunto", pero no menciona el caso de las presuntas escuchas ilegales del excomisario Villarejo y el expresidente del BBVA, Francisco González.

"Nuestro reto como supervisor es saber combinar adecuadamente la actividad inspectora, que permita identificar y corregir conductas inadecuadas puntuales, con el impulso para que las entidades profundicen en ese camino de consolidación de una cultura de conducta que alcance a toda la organización y que refuerce su reputación frente a la clientela", defiende.

Los mercados no responden favorablemente

Sin embargo, pese a la insistencia de las autoridades supervisoras nacionales y europeas, y los propios gobiernos de querer impulsar las fusiones bancarias, los mercados parecen anunciar que aún no es el momento para llevarlas a cabo. 

De hecho, el anuncio del inicio de conversaciones de cara a una eventual fusión entre dos entidades bancarias, alemanas en este caso -Deutsche Bank y Commerzbank-, acabó tumbando las cotizaciones de los valores financieros en todas las bolsas europeas.

Mientras, en España continúan los rumores por la posible fusión de Bankia. Los analistas casan con todas las demás entidades y su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, asegura que "es el mejor complemento para cualquier banco".

Aún así, su futuro está en manos del Estado, que tiene el 65% del capital y ha atrasado en varias ocasiones su privatización para intentar maximizar la cantidad recuperada tras rescatarlo.

Por su parte, Unicaja y Liberbank siguen con su fusión. Desde 2008, el mapa bancario español ha pasado de 60 entidades a 11. Solo en 2010 se llevaron a cabo 12 operaciones de concentración, en las que participaron 32 marcas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad