El Banco de España, optimista: "La peor fase de esta segunda recesión ha quedado atrás"

stop

Linde augura un crecimiento de la economía a partir del tercer trimestre de este año

20 de junio de 2013 (12:34 CET)

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha avanzado este jueves sus mejores previsiones. Según el organismo, a partir del tercer trimestre de este año la economía española registrará tasas positivas de crecimiento.

En su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso para presentar el informe anual de la institución, Linde se ha mostrado optimista y ha asegurado que "la peor fase de esta segunda recesión ha quedado atrás".

Además, augura que a finales de año, en concreto a partir del tercer trimestre, se producirá una importante mejoría de la economía española.

Pensiones

Linde, además de avanzar la previsiones de los próximos meses, apuesta por "fórmulas complementarias" de capitalización, tanto públicas como privadas, adicionales a las pensiones públicas y que refuercen el ahorro durante la vida activa de los trabajadores. "Hay que acometer cuanto antes su estudio e implantación", ha detallado.

El gobernador del Banco de España insiste en que es preciso mantener el "esfuerzo de actualización y de reformas" en materia de pensiones. Apuesta por un sistema "contributivo y de reparto que necesariamente tendrá que seguir teniendo este carácter", con el fin de hacer frente a los "riesgos de insuficiencia que existen como consecuencia de la evolución demográfica".

Solvencia de la banca española

El Banco de España también ha lanzado datos positivos respecto a la solvencia del sistema bancario español. Linde ha afirmado que a finales del primer trimestre de este año, el coeficiente de solvencia era del 11,6%, frente al mínimo exigido actualmente por el acuerdo de Basilea del 8%.

En el último ejercicio, los saneamientos de la banca española han totalizado 87.000 millones de euros, frente a los 32.000 millones del ejercicio anterior.

Provisiones y saneamientos

Linde ha indicado que a pesar de que el gran esfuerzo de saneamientos y provisiones que han realizado los bancos en España, en 2012 se anotaron pérdidas de 43.700 millones de euros, aunque, insiste, el nivel de solvencia del sistema "ha mejorado".

Todo esto ha sido posible, según Linde, gracias a las operaciones de recapitalización acudiendo a los mercados, a la inyección de 39.000 millones a través del Programa de Asistencia Financiera, a la conversión de instrumentos híbridos en instrumentos de capital y a los fondos aportados por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

El Banco de España también ha añadido la disminución "drástica" del riesgo inmobiliario que se llevó a cabo el año pasado permiten afirmar que la banca española "está en condiciones de afrontar las necesidades de provisiones" que puedan presentarse este año y, en su caso, en 2014.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad