El Banco de España prevé que la economía se contraiga el 1,5% en 2012

stop

PUBLICACIÓN DEL BOLETÍN

Cola en el exterior de una oficina de los servicios públicos de empleo

23 de enero de 2012 (10:39 CET)

El Banco de España (BdE) prevé que la economía registrará una “caída sustancial” del PIB del 1,5% en 2012 y una "modesta" recuperación en 2013, con un crecimiento del 0,2%. En el último boletín que ha publicado este lunes, el regulador afirma que el país volverá a entrar en recesión técnica en el primer trimestre del año.

Y es que en el cuarto trimestre de 2011 el PIB entró en negativo, cayó el -0,3%, por primera vez en siete trimestres. Una trayectoria que “podría continuar en el presente año”, tal y como se lee en la publicación de la institución presidida por Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Mafo).

El Banco de España coincide así con otras previsiones hechas a final de la semana pasada como la del Banco Mundial y la del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Caídas "intensas" del PIB

En 2012, las caídas de la actividad serán "relativamente intensas" hasta el final de verano, atenuándose en el tramo final del ejercicio. En 2013, el incremento del PIB se deberá sobre todo a los menores requerimientos del ajuste presupuestario y una mejora de todos los componentes del crecimiento.

El escenario global que plantea el Banco de España es el resultado de una "significativa contracción" de la demanda nacional, parcialmente contrarrestada por una "elevada contribución" del saldo neto exterior. El retroceso de la demanda nacional resultará de la confluencia de un "fuerte descenso" de sus componentes público y privado, en un contexto en el que el gasto de las familias se verá restringido por el impacto de la consolidación fiscal y el menor empleo.

De hecho, el supervisor prevé un retroceso del consumo de los hogares a lo largo de todo el periodo de proyección, a pesar de que la tasa de ahorro se mantendrá en una trayectoria descendente. La inversión residencial, por su parte, seguirá registrando caídas en 2012 y 2013, si bien serán más modestas que en años anteriores tras haber superado la fase más dura del ajuste.

El paro, hasta el 23,4%

Pese al descenso de la población activa que se proyecta, estas cifras de empleo darían lugar a un incremento de la tasa de paro de casi dos puntos en 2012, hasta el 23,4%, nivel a partir del cual descendería solo de modo "muy marginal" en 2013, sin medidas adicionales. "Actuaciones más decididas en el ámbito de las reformas estructurales permitirían una reducción más rápida del desempleo", afirma.

Por otro lado, las tensiones inflacionistas, bajo el supuesto de que el precio del petróleo se comporte en el futuro tal y como se desprende de sus cotizaciones actuales, seguirán disminuyendo en el primer semestre de 2012. Esta situación, unida a la disminución de los costes laborales unitarios en los dos próximos años, dará lugar a incrementos de precios "moderados" del 1,5% en 2012 y del 1,2% en 2013.

A pesar de todo, el Banco de España cree que el ajuste adicional de la economía en 2012 y 2013 permitirá la corrección de algunos desequilibrios que habría "estrangulado" las perspectivas de crecimiento en el medio plazo, como el desapalancamiento de empresas y familias y la necesidad de financiación de la nación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad