El Banco de España puede atajar que los banqueros reciban pensiones multimillonarias pactadas

stop

Una normativa en la que participa la entidad emisora quiere evitar los excesos fruto de las autoremuneraciones

22 de diciembre de 2010 (12:47 CET)

Un documento elaborado por el Comité Europeo de Supervisores Bancarios, (CEBS), por sus siglas en inglés, en el que participa el Banco de España, tiene en su contenido elementos que han de servir para limitar los abusos en materia de autoremuneración que han cometido algunos consejeros y ejecutivos bancarios. Estas maniobras tienen formas conocidas y algunas criticadas como las pensiones multimillonarias otorgadas a los citados dirigentes, según publica la página web CapitalMadrid .

La norma antes citada forma parte dde La nueva guía, hecha pública el día 10 de este mes de diciembre, encierra una novedad importante y es que atañe a todos los contratos vigentes e incluso los concluidos que tienen pendiente pagos a partir del 1 de enero del próximo año. En definitiva, los cobros pendientes por "servicios" del ejercicio actual (2010) deberán pasar por el tamiz de las nuevas guías.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, tiene ya en sus manos una apropiada herramienta para imponer orden en el desmadre y la inmoralidad de los contratos de remuneración de los consejeros y directivos de la banca. Faltan en Madrid declaraciones de la clase política como las que hizo el domingo Vince Cable, el ministro del gobierno de Cameron encargado de los asuntos de empresa, Business Secretary. Cable amenazó una vez más a los banqueros con aumentar los impuestos y las tasas al sector si no pone freno a su avaricia. Dificultades por consiguiente para Ana Patricia Botín y el nuevo equipo que conforma en Santander UK.

Una víctima de las nuevas medidas de control pueden ser los prejubilados de lujo de las entidades financieras, y, entre ellos, destaca el caso de José Ignacio Goirigolzarri, ex consejero delegado del BBVA, quien abandonó el barco en plena tormenta, pactando una renuncia a su fondo de pensiones, cercano a los 60 millones de euros, mediante una prejubilación con sueldo anual superior a los 3 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad