El Banco de España sanciona a los exconsejeros de CCM

stop

30 de abril de 2009 (18:28 CET)

La “deficiente gestión” llevada a cabo por quienes fueron consejeros de Caja Castilla-La Mancha (CCM) desde el 2005 hasta que la entidad fue intervenida el pasado 28 de marzo por el Banco de España, y su incapacidad para “tomar medidas para evitar la concentración de riesgos inmobiliarios”, son los argumentos que ha esgrimido el Banco de España para abrir una veintena de expedientes sancionadores.

Algunos de los sancionados han expresado su malestar por no haber sido informados formalmente antes de que la noticia saltara a los medios. Todos dicen haber actuado con "diligencia y honradez" y han recordado que el Consejo de Administración no tiene potestad ejecutiva y que, por ese motivo, no pueden asumir toda la responsabilidad. También se preguntan por qué el Banco de España sólo ha actuado contra ellos y no contra los miembros de la Comisión de Control de la entidad intervenida o contra los directivos de CCM Corporación.

Entre los expedientados se encuentran los tres consejeros que habían presentado su dimisión antes de la intervención (como por ejemplo Jesús Bárcenas, presidente de la Cepyme y de los empresarios de Castilla-La Mancha), y los que dejaron el puesto a petición de la dirección regional del PP, Rosa Romero (alcaldesa de Ciudad Real) y Emilio Sanz, aunque no a sus sustitutos (Francisco Galán, Emilio Loriente y Ángel Nicolás).

El exconsejero Germán Chamón, también expedientado por el PP por no seguir la orden de abandonar el cargo en febrero, considera que la apertura de los expedientes es una "consecuencia lógica" tras el cese obligado por el Banco de España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad