El Banco de España ve mejoras pero se preocupa por el consumo

05 de marzo de 2010 (12:06 CET)

Leconomía española va recuperando el pulso, aunque muy lentamente, puesto que los indicadores muestran una ligera mejoría, aunque siguen siendo negativos. En su último boletín, el Banco de España asegura que en todos los componentes de actividad económica se han mejorado los indicadores en los primeros meses del 2010. Pero observa también "señales dispares" en los indicadores disponibles referentes al consumo privado. La entidad ha urgido a adoptar medidas para evitar que se eleve aún más el paro de larga duración.

La entidad presidida por Miguel Ángel Fernández Ordóñez aporta distintos datos del consumo que reflejan este comportamiento dispar, como por un lado el retroceso de la confianza de los consumidores de la Unión Europea en febrero y por otro el "fuerte avance" de las matriculaciones de automóviles en enero y febrero.

En cuanto al resto de componentes, el regulador resalta la "continuación en el mejor tono" de la inversión en bienes de equipo, la "moderación" en las caídas de la actividad en el sector de la construcción, la "cierta mejoría" del turismo, un mayor crecimiento de las exportaciones y la ralentización del aumento del paro, entre otros factores.

Por otra parte, el Banco de España ha aprovechado su último boletín para urgir al Gobierno y los agentes sociales a hacer los "mayores esfuerzos" para que el mercado laboral "reabsorba" cuanto antes "el elevado stock" de nuevos parados originado desde el inicio de la crisis con el fin de evitar un repunte del paro de larga duración (aquellos que llevan más de un año en situación de desempleo).

La institución señala que el incremento del paro ha sido la "consecuencia más grave de la crisis" y sitúa la contratación temporal y la poca antigüedad de los trabajadores como los factores que explican fundamentalmente las mayores entradas al desempleo.

En cuanto al flujo de salida del paro, el Banco de España apunta a que su descenso es aún "relativamente contenido" y advierte del "fuerte impacto negativo" que tienen las duraciones del desempleo sobre la probabilidad de salida del paro.

Según esta institución, la probabilidad de caer en el desempleo es superior para colectivos como las mujeres, los inmigrantes y las personas con un menor nivel de estudios y, sobre todo, para aquellos trabajadores con menos antigüedad en el empleo y con un contrato temporal.
De hecho, subraya, la crisis ha elevado el riesgo de estos colectivos a perder su empleo, probabilidad que también se ha incrementado en los trabajadores del sector de la economía de mercado, y especialmente en los de la construcción. Por el contrario, durante la crisis se ha reducido la posibilidad de entrar en el desempleo de las mujeres, aunque ésta sigue siendo superior a la de los hombres.

Por su parte, la probabilidad de salida del paro es más reducida entre las mujeres, los trabajadores de más edad y aquellos con un menor nivel de formación. No obstante, el Banco de España precisa que la duración del periodo de desempleo es la variable "más determinante" a la hora de salir del desempleo, "con un impacto negativo muy elevado según se van acumulando meses sin ocupación".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad