El BBVA quiere retroceder diez años en el gasto público

stop

19 de enero de 2010 (19:36 CET)

El BBVA tiene una solución drástica para conseguir que las cuentas públicas españolas se equilibren y el déficit público se reduzca al 3% del PIB en 2013. Según la entidad, para conseguir estos objetivos es necesario que el peso sobre el PIB que tienen el gasto corriente y el de los salarios públicos vuelvan a los niveles de hace una década.

En un informe, el servicio de estudios del segundo banco español cree que la consolidación fiscal y el compromiso con Europa es un reto "factible" siempre que todas las administraciones públicas se comprometan con él, y en este sentido propone que se adopte un techo de gasto para las comunidades autónomas.

El informe considera que el gasto público debería reducirse en 5,5 puntos para situarse en cifras cercanas al 41% del PIB. Igualmente, cree que las partidas para sufragar las prestaciones por desempleo deberían reducirse en los próximos años en medio punto si la tasa de paro se va reduciendo con la mejora de la actividad económica.

Además, reconoce que el peso del gasto en inversión sobre el PIB debe reducirse sólo en la misma medida en la que aumentó para hacer frente a la crisis, y ha de mantener los niveles de los años anteriores a este periodo recesivo, en el entorno del 4,8% del PIB.

Por lo demás, el informe sostiene que lo deseable es que el peso de todos estos gastos sobre el PIB vuelva a los niveles de hace una década. Así, el gasto que se dedica a salarios debería suponer otra vez el 10% del PIB, nivel en el que estaba en 2001, y el resto de los componentes del gasto corriente, que suponían un 10,9% del PIB en 2009, tendrían que registrar una significativa reducción hasta el 6,6% del PIB, por debajo incluso del que representaba hace una década (7,9% del PIB).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad