El BCE presiona a la banca para que deje Cataluña en caso de independencia

stop

Nervios en Frankfurt

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi

31 de octubre de 2015 (13:46 CET)

Los primeros pasos hacia la independencia dados por un Parlament de Catalunya todavía a medio constituir han puesto nervioso a más de uno, y no sólo en Madrid. Parece ser que en Frankfurt también hay preocupación.

Según publica El Confidencial Digital, altos ejecutivos del Banco Central Europeo (BCE) se han puesto en contacto con los seis principales bancos españoles para presionarles para que abandonen Cataluña en caso de independencia.

Citando fuentes financieras, dicho medio asegura que el BCE ha contactado con los máximos responsables del área financiera de Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankia y Popular. Lo habrían hecho como reacción a la declaración de este martes del Parlament, de inicio de la separación de España.

Hacia un corralito

El BCE no se ha andado con chiquitas a la hora de presionar a los responsables de estos bancos, dos de ellos catalanes, para que reaccionen con contundencia a la posible independencia unilateral de Cataluña. El organismo que preside Mario Draghi les habría amenazado seriamente de que si no se marchan de Cataluña en caso de independencia, perderían la financiación del BCE, vital para ellos.

El regulador europeo ha sido taxativo a la hora de advertirles que, si se quedan en un futuro Estado catalán fuera de la UE y del euro, se quedarán sin billetes y no tendrán más remedio que declarar un corralito.

Comprometidos a seguir en el euro

Según el mismo medio, los seis bancos aludidos habrían respondido al Banco Central Europeo que "no hay ninguna duda de que nuestra operativa se mantendrá en la zona euro". Aún así, creen que el BCE ha sobrereaccionado a causa de que ve las cosas desde muy lejos, sin perspectiva.

Dicha reacción del BCE está también motivada por los últimos exámenes realizados a la banca española. Aunque los resultados no han sido malos, los bancos sólo prevén rebajar su exposición en Cataluña en caso de independencia, no su salida total, como quiere el regulador europeo
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad