El BCE tacha al mercado laboral español de "rígido, ineficiente e injusto"

stop

25 de agosto de 2009 (16:50 CET)

El miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), José Manuel González-Páramo, ha denunciado que existen "pocas dudas" de que el mercado laboral español es "muy rígido, ineficiente y socialmente injusto", por lo que necesitaría de una reforma urgente ya que "perjudica de manera muy clara a algunos segmentos de la población, por ejemplo, los jóvenes".

"Si no se ponen en marcha urgentemente las reformas necesarias, el riesgo es que el desempleo se siga deteriorando y que la tasa de paro crezca aún más", advirtió González Páramo en una entrevista concedida a Europa Press, y afirmó que "todos los análisis solventes" tienen identificadas "con bastante claridad" las causas del mal funcionamiento del mercado laboral español.

La situación económica sigue siendo "muy incierta"
Pero el desempleo no es el único problema al que se enfrenta tanto la economía española como la del resto de los países de la eurozona, ya que pese al optimismo generado por los recientes 'brotes verdes' del crecimiento del PIB de Francia y Alemania en el segundo trimestre, considerados por González-Páramo como una "buena señal", la situación económica "sigue siendo muy incierta". Por ello, el miembro español en el consejo del BCE llamó a la prudencia "a la hora de interpretar los datos más recientes".

"Los economistas del BCE están elaborando sus previsiones, que se van a publicar a comienzos de septiembre, y están evaluando con mucha atención toda la información disponible", agregó.

De este modo, considera "difícil" fijar una fecha concreta para comenzar a revertir las medidas de estímulo a través de una estrategia de salida. "No podemos decir con seguridad cuándo saldremos de esta crisis", explicó González-Páramo, quien señaló que las medidas coordinadas de estímulo fiscal han tenido "dimensiones extraordinarias".

"Esta política presupuestaria, ha estado, ciertamente, justificada por la gravedad de la crisis económica", señaló, y destacó, no obstante, que es necesario "preservar la confianza del público en unas políticas fiscales saneadas y mantener las expectativas inflacionistas a medio y largo plazo ancladas en niveles compatibles con la estabilidad de precios".

Pasos hacia la estabilidad fiscal
Por ello, el miembro del consejo del BCE considera necesario que los países comiencen a dar pasos a favor de la estabilidad fiscal y del cumplimiento de los criterios del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) tras los ingentes déficit públicos en los que han incurrido los países de la zona euro.

"Es imprescindible definir y comunicar al público un plan ambicioso y creíble de consolidación fiscal que cumpla con el conjunto de reglas del PEC. Dichas reglas, junto con los principios del Tratado, deben representar el marco de referencia de las estrategias de salida", explicó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad