El beneficio de Sony se hunde en 2008

14 de julio de 2009 (10:45 CET)

La crisis económica y la guerra de precios que ha experimentado el sector de los televisores de pantalla plana han llevado a la filial española de Sony a reducir un 70,15% su beneficio neto en el ejercicio fiscal de 2008, que cerró el pasado 31 de marzo. El grupo ganó así sólo 7,05 millones de euros, frente a los 23,43 millones del periodo anterior. 

Además de la crisis, “nunca se había desatado una guerra de precios tan intensa en un mercado tan poco maduro como es el de las pantallas planas”, aseguró Pedro Navarrete, director general de Sony España, en unas declaraciones recogidas por Expansión. Sony tiene una cuota de mercado en pantallas planas del 21% en España, donde más de la mitad de los hogares aún no cuenta con esta tecnología que este año ha visto reducido su precio un 25%. 

La compañía japonesa redujo un 13,51% su cifra de negocio, hasta los 2.148 millones de euros, pero experimentó un fuerte aumento del cashflow (beneficio después de impuestos más amortizaciones) debido a las elevadas amortizaciones a un año de los moldes para las televisiones en la planta de Viladecavalls (Vallès Occidental). 

El futuro de la planta de Viladecavalls
La empresa, tras haber reducido su plantilla en 290 trabajadores, se ha comprometido a mantener la fábrica de LCD de Viladecavalls durante 2009 y 2010 con una producción anual de 1,5 millones de unidades, a no ser que se registre una caída importante de las ventas de televisores en Europa. 

La factoría de Sony da trabajo a 2.498 trabajadores y es, junto a la de Sharp, una de los últimos supervivientes de la electrónica de consumo que quedan en España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad