El capital privado de Unnim será un tercio institucional y dos tercios inversores del territorio

stop

La entidad del Vallès y Osona considera que la participación privada no superará el 35%

18 de febrero de 2011 (17:41 CET)

La caja de ahorros Unnim, fruto de la unión de las entidades de Terrassa, Sabadell y Manlleu ha indicado que en el diseño de la nueva entidad bancaria que ha decidido crear trabaja en una estructura financiera en la que los inversores privados asuman no más del 35% de su capital. De esa participación, prevén que un tercio quede en manos de inversores institucionales y los dos tercios restantes sean asumidos por inversores privados de la zona de influencia de la caja.

La idea expresada por los directivos de la entidad es que los inversores tengan una voluntad de estabilidad y que su presencia se establezca a largo plazo.

Como ya informó la entidad, de las modalidades jurídicas que prevé la reforma de la Ley de Cajas (julio de 2010), Unnim ha decidido acogerse al modelo, mediante el cual la entidad mantendrá la naturaleza de caja de ahorros y realizará la actividad financiera desde el banco del Grupo, del que percibirá los dividendos correspondientes para continuar sosteniendo la Obra Social y preservar así sus actividades.

Unnim no prevé cambios sustanciales en la Obra Social como consecuencia de la creación del banco, y se considera que con los dividendos obtenidos, la caja podrá seguir sosteniendo sus obras propias y continuar realizando una significativa obra en colaboración con el tejido asociativo de las zonas de actuación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad