El cava catalán se encoge ante su derrota contra Extremadura

stop

El Gobierno rechaza limitar la plantación de viñedo para la DO cava, pero el Consejo Regulador evita valorar la decisión

Pedro Bonet, presidente del Consejo Regulador del Cava y directivo de Freixenet / EFE

Barcelona, 29 de enero de 2017 (05:00 CET)

En los próximos días, con su publicación en el BOE, será oficial: Extremadura ganará la guerra del cava a Cataluña. Como adelantó Economía Digital, el ministerio de Agricultura no limitará la plantación de viñedo para la producción de cava, como pedía el Consejo Regulador del Cava, por lo que Extremadura se saldrá con la suya y Almendralejo podrá plantar tanta viña como quiera.  

Agricultura anunció esta semana que los límites, de 4.989 hectáreas nuevas de uva, no entrarán en denominaciones de origen. Es decir que, respetando dichos límites, se podrá plantar cualquier tipo de uva para cualquiera de las DO españolas, ya sea cava, Rioja, Valdepeñas, etc.

Hace un mes, fuentes de Agricultura ya explicaron a este medio los motivos de no imponer límites por DO: no se dan las condiciones para restringir las nuevas plantaciones. Es decir, considera que no está en riesgo el prestigio de la denominación de origen, ni que el número potencial de nuevas hectáreas sea demasiado alto.

Por tanto, el Gobierno ignoró los argumentos que el Consejo Regulador le expuso tras aprobarlo el 98,5% de las empresas que lo forman. En vez de escuchar al sector –controlado por las bodegas catalanas–, la ministra Isabel García Tejerina escuchó a la Junta de Extremadura. Pero parece que eso no inmuta al organismo que se encarga de la DO.  

Sin respuestas de la DO  

Economía Digital trató de hacer responder al Consejo Regulador desde que, a finales de 2016, explicó que iba a perder la guerra del cava. En enero insistió, pero la respuesta era nula. Esta semana, tras ver definitivamente que no había marcha atrás, hizo un comunicado que colgó en su página web. En él, sin embargo, no hay valoración alguna. Se centra en Almendralejo y reitera los motivos por los que pedía una limitación fue ignorada.  

El consejo, que preside el accionista de Freixenet Pedro Bonet, salió a defender que en ningún momento quiso perjudicar a Extremadura ni a su único municipio productor de uva para cava. "No es cierto que los límites [que la DO pedía] afecten sólo a Almendralejo", defiende. Los límites eran para toda la DO, pero mientras Cataluña tiene una capacidad limitada de crecimiento, la de Extremadura es mucho mayor.

El resto de comunicado defiende limitar la producción pero obvia que eso ya no es posible, porque Agricultura no lo consideró. El consejo no dice, ni respondió a Economía Digital, cómo valora, como representante del sector y de la DO, la decisión del Gobierno en contra de sus intereses. Tampoco si piensa tomar alguna medida.

Eso sí, reitera los motivos ya expuestos el año pasado. El Consejo Regulador pone en valor que casi todo el sector votó a favor de limitar a 168 las nuevas hectáreas, para evitar "una oferta excesiva de uva y vino base", ya que "un crecimiento desequilibrado desestabilizaría de manera significativa el equilibrio de precios y perjudicaría gravemente el esfuerzo del sector por elevar la marca".

Actualmente se producen unas 34.000 hectáreas de uva para cava, producto que vende 244 millones de botellas en 120 países, según los datos del consejo regulador. Con 480 hectáreas, Extremadura sólo produce cinco millones de botellas, pero su capacidad de crecimiento es muy grande. En una década pasó de 100.000 botellas a los cinco millones y, a corto plazo, duplicará hectáreas
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad