El Corte Inglés gana un millón de euros diarios en plena crisis económica

stop

RESULTADOS DEL LÍDER ESPAÑOL DE LA DISTRIBUCIÓN COMERCIAL

29 de agosto de 2010 (14:08 CET)

Si hay un empresario admirado en España por su capacidad de tejer un imperio comercial de primer nivel desde una actitud discreta y una filosofía calvinista es Isidoro Álvarez, presidente del grupo El Corte Inglés. Su compañía es hoy una maraña de sociedades con abundante actividad y posiciones de liderazgo en los grandes almacenes, los hipermercados, las agencias de viajes, la moda, el bricolaje... Pero, sobre todo, el éxito de El Corte Inglés sigue radicando en un hecho incontestable por la competencia: en plena crisis (“el peor año de crisis”, según certifican desde la propia organización) y casi sin mercado exterior el negocio de Álvarez ha sido capaz de generar un beneficio neto equivalente a un millón de euros diario, cifra casi idéntica a la registrada en 2008.

El Corte Inglés es hoy un gigante comercial equiparable a los grandes del mundo. Una condición que en el mercado español sólo le disputa, con todas las diferencias y salvedades posibles, un empresario valenciano llamado Juan Roig, propietario de Mercadona. Álvarez, el hombre que ha esculpido ese imperio con una escarpa de trabajo y dedicación, tiene capacidad suficiente para indicar a los gobernantes y los grandes economistas del país, que le pasa a la demanda interna, al consumo. Por eso, en la junta de accionistas que ha tenido lugar, como cada año, el último domingo de agosto, el líder del grupo ha ofrecido datos que permitirían escribir un tratado sobre el comportamiento de los españoles ante la crisis. El consumo minorista descendió en 2009 el 6,1%. Las ventas del hólding de Álvarez se redujeron en una proporción análoga (el 5,8%), hasta situarse en 16.356 millones de euros, unos mil millones menos que en 2008.

Idéntico beneficio, facturación inferior
El último ejercicio ha sido el que, efectivamente, ha dejado notar toda la crudeza de la crisis, la retracción de la demanda de los españoles, en la cuenta de resultado del consorcio de grandes almacenes. De ahí que los responsables del grupo estén satisfechos con el beneficio neto obtenido (369,17 millones), que es prácticamente el mismo que el del ejercicio precedente (374,76 millones), pero con una cifra de negocio sensiblemente inferior. Ha habido ajuste en las empresas, moderación de la inversión (que pasado de 1.827 millones de euros en 2008 a 1.071 en 2009) y, fundamentalmente, mejoras en la gestión que han permitido contener los efectos de la crisis.

La división de grandes almacenes continúa siendo la joya de la corona del grupo. Los centros El Corte Inglés vendieron de 1 de marzo de 2009 a 28 de febrero de 2010 por importe de 9.650 millones, más de la mitad de su factuación. Peor le fue a los hipermercados Hipercor, que retrocedieron el 16,% en su giro, hasta situarse en 2.585 millones. También descendió la cifra de ventas de los Supercor (0,5%), Opencor (5,4%), de las tiendas de moda Sfera (9%), del grupo de viajes (12,4%), de la división de tecnologías de la información (17,3%) y de los seguros (4,3%). Sólo mejoraron en el último ejercicio los establecimientos dedicados al bricolaje ( 0,6%) y otras líneas de negocio del grupo (10,5%).

Inversión sostenida
Pese a la amargura de la crisis, Álvarez y su equipo directivo abrieron tres grandes almacenes en Salamanca, Eibar (Guipúzcoa) y El Tiro (Murcia). Este mismo ejercicio, aunque su inversión se computará en el balance del próximo año, el grupo ha puesto en marcha El Corte Inglés e Hipercor de El Ejido (Almería), la tienda Bricor de Arroyomolinos (Madrid) y de la de Los Barrios (Cádiz).

Para defender su posición, los accionistas del hólding han sido informados de que a los 11 millones de clientes que cuentas con una tarjeta de compra de El Corte Inglés hay que añadir ya los 653 millones de visitas que su tienda de comercio electrónico en internet ha recibido en el último año. Esa cifra por sí sola puede parecer insignificante si se compara con otras de otros sitios de internet de idéntica o similar popularidad. Sin embargo,los 2,8 millones de clientes registrados hacen de su división digital la líder del mercado español de comercio electrónico.

Las magnitudes del grupo impiden un análisis pormenorizado del impacto de la crisis en sus ventas, aunque es imposible sustraerse al hecho de que la facturación por metro cuadrado de venta ha sufrido un retroceso notable si se computan las nuevas aperturas del ejercicio. Sin embargo, en términos de rentabilidad (beneficio dividido por facturación), Hipercor –una de sus enseñas más notables-- mantiene un 2.8%, ratio que solo Alcampo o Dia pueden presumir, mientras que otras cadenas de grandes distribuidores presentan porcentajes sensiblemente inferiores.

Proyectos en Catalunya
Catalunya continúa siendo uno de los mercados principales del grupo. A finales del último ejercicio, Josep Miquel Abad ha sustituido a Ángel Montesinos al frente de la empresa como director general en el área catalana. Además de su red de grandes almacenes existentes, El Corte Inglés abrirá en octubre un nuevo centro en Tarragona con el que creará 550 nuevos empleos. Está en curso, asimismo, la ampliación de sus instalaciones en Girona y se ha puesto en marcha el proyecto de nueva plataforma logística en La Bisbal del Penedès, cuya primera fase de construcción está prevista para 2011.

El ejercicio fiscal de El Corte Inglés, que finalizó en febrero pasado, no tiene en cuenta que los primeros seis meses de 2010 se ha producido un notable repunte de la cifra de negocio en sus diferentes divisiones comerciales. Esa tendencia, de mantenerse en los próximos meses, permitirá que el próximo ejercicio el gigante español de la distribución pueda presentar unos resultados con un crecimiento relativo superior al de los últimos dos ejercicios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad