El déficit del Estado, ¿bajo control?

stop

CUENTAS PÚBLICAS

29 de octubre de 2013 (11:52 CET)

Las administraciones públicas deben atender pagos más elevados en los últimos meses del año, y el porcentaje de déficit se suele incrementar en el último trimestre. Pero el Gobierno considera que ha podido controlar el aumento del déficit, y ha mostrado su satisfacción por los datos acumulados hasta el mes de agosto.

El déficit público, entre administración central, autonomías y Seguridad Social alcanzó el 4,8% hasta agosto, aunque esa cifra se eleva al 5,07% si se cuenta también con las ayudas al sector financiero. El objetivo es cerrar el año en el 6,5%. “Vamos en la senda correcta”, ha asegurado la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás.




El dato contrasta con el ofrecido en el mes de julio, cuando el déficit del conjunto de las administraciones públicas alcanzó el 5,27% del PIB, y se dispararon todas las alarmas.

Las autonomías, en el 0,7% de déficit

Currás basa el optimismo del Gobierno para poder cumplir el objetivo de déficit en que los datos no incluyen los porcentajes de déficit de las corporaciones locales, y que éstas están teniendo, en realidad, un comportamiento positivo, con superávits, lo que mejorará la cifra global. Diferentes analistas, sin embargo, siguen alertando de que será muy complicado cumplir el déficit que marca Bruselas.

El ex jefe de la oficina económica del presidente Rodríguez Zapatero, David Taguas, ha insistido en las últimas semanas en que el Ejecutivo español es incapaz de reducir el déficit, y que no aplica, a pesar de su insistencia en ello, un programa real de austeridad. También se ha pronunciado en esa línea el Instituto de Estudios Económicos, que dirige el economista Joaquín Trigo. La idea que defienden es que el Gobierno no está afrontando una reducción del gasto estructural.

Prima de riesgo a la baja

El déficit del Estado hasta septiembre alcanzó el 3,58% del PIB, dato igual al de septiembre de 2012, y que representa 3.343 millones menos que en agosto de este año.

El Estado aporta el 3,9% del total, por el 0,79 de las autonomías –Catalunya debe cerrar el año con el 1,58%-- y la Seguridad Social el 0,18%.


 


Pese a los recelos de algunos expertos, el hecho es que España está reduciendo su prima de riesgo, y que ello beneficia la reducción del déficit, por el menor coste de la financiación de la deuda. También contribuye a ello la subida del bono alemán a diez años, que ya está en el 1,7%. Todo ello ha provocado que la prima de riesgo española se sitúe en 229 puntos básicos, 10 menos que Italia, y con una rentabilidad del bono a diez años del 4%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad