El empresariado pide otra política

Sin título

29 de mayo de 2009 (09:46 CET)

Otra política es posible. Así opina Simón Pedro Barceló, presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) y del grupo hotelero Barceló, que considera que "la crispación política" es una de las causas de la crisis económica que está viviendo España, tal y como señaló en la apertura de las XXV jornadas de la Reunión del Círculo de Economía.

Barceló ha criticado la actitud de los políticos y ha denunciado que "el origen de nuestros problemas está, en parte, en la desmedida tensión política que se ha vivido en los últimos años", por lo que ha instado a un mayor consenso y diálogo entre las distintas fuerzas presentes en el Congreso.

Y es que según Barceló, "hoy estamos recogiendo el fruto de una crispación que no encajaba con la situación económica que estábamos viviendo. Hace año y medio, con el PIB y la competitividad española creciendo casi al 4%, nuestro presidente de entonces, Juan Roig, ya invocó la necesidad del consenso de la mayoría de las fuerzas políticas", de manera que ha reivindicado el papel de las empresas familiares para hacer esta petición.

Barceló ha criticado aspectos concretos de la administración tales como que no se está cumpliendo el plazo de 60 días para pagar en las administraciones públicas, y ha propuesto al efecto reducir dicho plazo a 30 días. En esta línea, ha denunciado el aumento de personal y salarios en las administraciones públicas “mientras el sector privado los recorta y se pierde un millón de empleos".

El presidente del IEF señaló una serie de medidas concretas para las que también pidió la colaboración del Partido Popular en línea con su voluntad “de rebajar la crispación política”. Entre estas medidas, destaca la reducción de 5 puntos sobre el impuesto de sociedades, el freno al aumento del personal de la administración pública y su coste para la ciudadanía, una reducción de los costes administrativos para las empresas y una reforma laboral que se base más “en abaratar el mantenimiento del empleo que los costes del despido”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad