El ERE de Inoxcrom podría acabar en los tribunales

11 de junio de 2009 (20:51 CET)

El proceso de aplicación del Expediente de Regulación de Empleo de Inoxcrom podría alargarse más de lo esperado y acabar en los tribunales. Todo depende del importe que los trabajadores despedidos reciban como indemnización por parte de la empresa, algo que se empezará a conocer en breve.

Este jueves, el departament de Treball de la Generalitat ha autorizado el ERE de Inoxcrom, que afectará a 105 trabajadores, 25 menos de los previstos inicialmente. En principio, como no ha habido acuerdo entre las dos partes, las indemnizaciones han quedado fijadas en base a lo que dicta la ley: 20 días por año trabajado con un máximo de 12 pagas.

Pero en 2007, a raíz de la negociación de otro ERE, trabajadores y empresa firmaron un acuerdo por el cual todas las reestructuraciones realizadas hasta diciembre de 2009 tenían que indemnizar a los despedidos con 42 días por año trabajado hasta un máximo de 30 mensualidades.

Es probable que la semana que viene Inoxcrom presente a Treball la lista de los empleados que serán despedidos. Sólo cuando sea autorizada y empiece a hacer efectivas las bajas, se podrá conocer qué indemnizaciones ofrece a los afectados. Si son más bajas de lo pactado en 2007, podrían demandar la empresa a los tribunales. En unos días, pues, se sabrá si el proceso acaba con tranquilidad o con demandas judiciales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad