EL FMI prevé una crisis insólitamente larga e intensa

16 de abril de 2009 (20:56 CET)

“Rara” es la palabra con que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha definido a la crisis que estamos viviendo. Rara, larga, intensa y de recuperación lenta, si la comparamos con las debacles económicas que han tenido lugar con anterioridad.

El estudio “Perspectivas para la Economía Mundial” de la institución asegura que las recesiones vinculadas a crisis financieras como la que vivimos son más difíciles de concluir a causa de la debilidad de la demanda.

El estudio afirma que “la coincidencia de una crisis financiera y de una recesión mundial probablemente va a suponer una caída de la producción de una gravedad y de una duración nada habituales”, y asegura que, dentro de los países con dificultades, los que peor se encuentran son los de Europa del Este.

Las recesiones económicas suelen durar un año y dar lugar a un repunte robusto de por lo menos cinco años. Sin embargo, en esta ocasión el FMI no se atreve a fechar el comienzo de la recuperación. Más bien todo lo contrario, ya que advierte de que "la reactivación de estas recesiones es insólitamente lenta. Si estas recesiones son sincronizadas a nivel global tienden a ser aun más largas y seguidas por reactivaciones todavía más débiles”.

El FMI apuesta por la expansión fiscal por encima de las rebajas de tipos de intereses y ha destacado “la importancia fundamental de restablecer la confianza en el sector financiero para que las políticas macroeconómicas sean eficaces y la recuperación se consolide”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad