El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. EFE/Manuel Bruque

El fondo soberano noruego hace caja en Caixabank

stop

Norges Bank reduce su participación en el banco por debajo del 3% y se borra del grupo de principales accionistas

Madrid, 17 de octubre de 2019 (18:10 CET)

De acuerdo con los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por ahora el fondo soberano de noruega se ha descolgado como uno de los principales accionistas de la entidad presidida por Jordi Gual. En junio, Norges Bank declaró una participación del 3,01% en Caixabank, que ahora ha caído por debajo de la barrera del 3%, aunque el supervisor no especifica ni cuándo, ni hasta dónde. La última comunicación sobre participaciones significativas relativas al banco se ha registrado a lo largo de los últimos diez días.

Según Bloomberg, Norges Bank ostenta un 2,97% del capital de Caixabank. En ese caso, los pensionistas noruegos apenas habrían reducido 0,04 puntos porcentuales su exposición a la entidad española. Es habitual que los fondos realicen este tipo de operaciones, por lo que no se puede descartar que vuelve a superar la barrera del 3% en algún momento. De hecho, Norges Bank ha sido muy activo adquiriendo acciones de Caixabank en lo que llevamos de 2019, ya que en 2018 apenas contaba con un 0,89% del capital del banco.

La partipación de Norges Bank está valorada en 460 millones de euros

El salto a "accionista significativo" de Norges Bank trascendió el 20 de junio; un mes antes de la presentación de los resultados semestrales del banco. A finales de julio, el banco revisó a la baja su estimación de crecimiento para el margen de intereses por el cambio en el escenario de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE), aunque también adelantó 18 meses su plan de crecimiento en oficinas Store y revisó a la baja el objetivo de incremento de gasto para este ejercicio (desde el 5 al 3%), por la ejecución de su Expediente de Regulación de Empleo (ERE). 

El mercado, sin embargo, reacción mal al cambio en las expectativas de márgenes, y Caixabank marcó mínimos en el año en bolsa el 21 de agosto, en los 2,002 euros. Desde entonces ha recuperado terreno, y se anota un 29%. A finales de septiembre, Caixabank señaló que esperaba cerrar la reestructuración de oficinas un año antes de lo previsto.

El objetivo de rentabilidad, clave

Esta misma semana el presidente del banco, Jordi Gual, ha defendido los objetivos de rentabilidad aportados por el banco en su plan estratégico e insistido en que trabaja para conseguirlos, a pesar de que el euríbor ha profundizado en terreno negativo. El banco explicó en noviembre que esperaba alcanzar un ROTE (rentabilidad sobre el capital tangible) del 12% en diciembre de 2021. La entidad también explicó cuál era su sensibilidad a los tipos de interés y que, con un curva en cero, el ROTE se quedaría en el 10% sin tomar ninguna otra medida adicional.

Con un panorama de tipos de interés mucho más negativo que cuando Caixabank dio a conocer su plan estratégico a finales del año pasado, se plantea la duda sobre si será capaz de cumplirlo; o si tendrá que revisarlo a la baja. Probablemente, sea uno de los temas clave de la presentación de resultados prevista para el próximo 31 de octubre.

Hemeroteca

Caixabank
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad