El Gobierno crea dos tramos del IRPF para 'las rentas más altas'

stop

LOS QUE COBREN MÁS DE 120.000 EUROS PAGARÁN EL 44% Y LOS QUE SUPEREN 175.000 EL 45%

Sin título

24 de septiembre de 2010 (16:10 CET)

El Gobierno central ha optado por elevar el tipo marginal máximo del IRPF, es decir el nivel máximo que se paga por renta. El Ejecutivo creará dos nuevos tramos a partir de 2011. Las rentas superiores a 120.000 euros tributarán al 44% en lugar del 43% actual. Y, a partir de 175.000 euros, los contribuyentes deberán pagar el 45%. La medida afectará a unos 100.000 contribuyentes.

Según, Elena Salgado, vicepresidenta económica del Gobierno, la medida encarecerá en unos 300 euros anuales la factura fiscal para un contribuyente que tuviese base imponible de 165.000 euros. Y supondrá una recaudación extra de 170 millones, una cifra poco relevante si se considera que el Estado recauda por IRPF unos 70.000 millones de euros al año.

En total, las líneas generales del proyecto presentadas este viernes, 24 de septiembre apuntan a un descenso del gasto del 7,9% frente a lo previsto para 2010, aunque esta cifra baja al 3% si se tienen en cuenta las medidas de ahorro puestas en marcha en primavera, con 122.022 millones de euros.

Por el lado de los ingresos, "la recuperación económica y el efecto positivo sobre la recaudación" de las medidas adoptadas en los Presupuestos de 2010 -como la subida del IVA de julio- permitirán un aumento del 4,5% hasta los 106.020 millones de euros de esta partida. En cualquier caso, seguirán por debajo de los gastos, de ahí que el Gobierno calcule un déficit del 6% para final de año.

Sicav
Por otra parte, el Consejo de Ministros también aprobó cambiar el régimen fiscal de las Sicav. Así, los partícipes de estos vehículos de inversión ya no podrán diferir el pago del impuesto cuando retiren sus fondos, privilegio que no tienen los partícipes de los fondos de inversión tradicionales. En cualquier caso, las Sicav seguirán tributando en el impuesto sobre sociedades al 1%.
Rendimientos plurianuales
También se modificará la reducción por rendimientos plurianuales, que actualmente gozan de una bonificación del 40% en el IRPF. El Ejecutivo eliminará a partir de 2011 este beneficio fiscal cuando los rendimientos superen los 300.000 euros. Esta normativa afecta especialmente a los altos directivos que cobran bonus o altas indemnizaciones, por ejemplo. Esta medida ya se incluía en la Ley de Economía Sostenible, que aún no ha finalizado su trámite parlamentario. Sin embargo, en su redacción original, el umbral a partir del cual desaparecía la reducción se fijó en 600.000 euros.
Beneficios fiscales para las pymes
En cuanto a las pymes, el Ejecutivo permitirá que las pequeñas y medianas empresas -aquellas cuya cifra de negocio no supera los ocho millones de euros- puedan seguir disfrutando de un régimen especial de tributación aunque sobrepasen el umbral de los ocho millones. Entre otras ventajas, las pymes tributan al 25% en el impuesto sobre sociedades en lugar del 30% que establece el régimen general. Este incentivo fiscal se mantendrá durante tres años a contar desde el momento en que la empresa supere los ocho millones de cifra de negocio.

Impuesto sobre transmisiones patrimoniales

El Ejecutivo también dejará exentas de tributación las ampliaciones de capital. Hasta ahora, este tipo de operaciones se gravaban al 1% por el impuesto de transmisiones patrimoniales en su
modalidad de operaciones societarias. Se trata de una vieja reclamación de la patronal CEOE.

Si bien estaba previsto incluir la medida en la Ley de Economía Sostenible, el Ejecutivo ha optado por incorporar en la Ley de Presupuestos de 2011 la eliminación parcial de la deducción por vivienda. Este beneficio fiscal desparecerá para aquellos que compren una vivienda el próximo año y presenten rentas superiores a 24.000 euros. . En total, Hacienda con los cambios ingresará unos 500 millones de euros más sumando la eliminación de las deducciones por vivienda a los cambios menores como son la tributación de las Sicav o la reducción del IRPF cuando los rendimientos obtenidos corresponden a más de una anualidad.

Sin embargo, hay una ayuda social que se cae de los presupuestos para 2011 pese a que ya está aprobada: la ampliación a un mes del permiso de paternidad desde las dos semanas actuales. Gracias a este recorte, el Estado se ahorrará 200 millones, una cantidad parecida a la que espera recaudar con los dos nuevos tramos del impuesto sobre la renta.

Pensiones mínimas


Sobre el gasto, las cuentas del Estado para 2010 incluyen una subida del 1% de las pensiones mínimas y no contributivas, que son las que cobran 3,2 millones de personas, según ha confirmado la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega. Frente a esta revalorización, la mayoría de las pensiones se congelarán el próximo ejercicio, tal y como aprobó el Gobierno dentro del plan de austeridad para reducir el déficit. Fernández de la Vega ha enfatizado que estos presupuestos son los "de la recuperación, de la estabilidad y la confianza". También ha defendido que son unas cuentas "austeras y rigurosas".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad