El gobierno empieza la carrera contra el déficit

stop

20 de mayo de 2010 (21:50 CET)

El Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto de medidas de ajuste del déficit, que incluye un recorte de las retribuciones de los funcionarios del 5% de media y la congelación de las pensiones, salvo las mínimas y las no contributivas. El gasto público se rebajará en 5.250 millones en 2010 y en 10.000 millones el próximo año, lo que supone 1,5 puntos del PIB y debería permitir acelerar así la senda de consolidación fiscal, como ha demandado Bruselas, con la vista puesta en volver a un déficit del 3% en 2013.

Así, el sueldo de los funcionarios de todas las administraciones públicas, estatal, autonómicas y corporaciones locales, verán cómo sus salarios se reducirán entre un 0,56% y un 7% en función del organismo al que pertenezcan y de la retribución que perciban. Los que tengan una nómina más alta serán los que sufran un mayor recorte.

También se rebajará un 5% el sueldo a todo el personal laboral de las administraciones públicas, excepto el de aquellos empleados cuyo sueldo sea hasta 1,5 veces inferior al salario mínimo interprofesional.

Los miembros del gobierno cobrarán un 15% menos, mientras que entre los altos cargos, el recorte será inferior. Los directores generales cobrarán un 8% menos, los subsecretarios de Estado, un 9% menos y los secretarios de Estado, un 10%. En la administración de justicia, el recorte será de un 7% o un 8%.

Las pensiones se congelarán en 2011, a excepción de las contributivas y de las mínimas, que continuarán incrementándose. Según el gobierno, un 35% de los pensionistas españoles verá aumentada su pensión a pesar de la medida adoptada.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reconoció que "no ha sido una decisión fácil de tomar para el Gobierno", que, dijo, "también es consciente de que no es fácil de aceptar".

"Confiamos en la comprensión de todos porque son medidas necesarias e imprescindibles, las que un Gobierno responsable tenía que afrontar pensando en el fututo de todos", añadió.

Las nuevas medidas del Gobierno incluyen también la eliminación de las prestación por nacimiento de 2.500 euros ('cheque-bebé') a partir de 2011, el recorte de los salarios de los miembros del Gobierno en un 15% y la eliminación del régimen transitorio para la jubilación parcial que se aprobó en 2007.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad