El gobierno le aprieta las tuercas a la patronal

stop

La CEOE rebaja sus pretensiones de reducción de cotizaciones

24 de julio de 2009 (13:32 CET)

El vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, aseguró este jueves que los empresarios podrían rebajar a 2,5 o 3 puntos su exigencia de rebajas a las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, inicialmente fijada en 5 puntos y que, por ahora, bloquea el diálogo social.

En declaraciones a Radio Nacional de España, Fernández subrayó que la patronal no puede aceptar la oferta de rebaja del Gobierno de 1,5 puntos -medio punto permanente y de 1 punto en 2010- porque, en su opinión, sería "quedarnos como estamos".

No obstante, el vicepresidente CEOE afirmó que son optimistas y dijo que quieren firmar "algo" antes de agosto, para lo que, hizo una llamada a Gobierno y sindicatos a rebajar también sus pretensiones.
"Queremos firmar algo necesario y bueno para los empresarios, con lo presentado hasta ahora nos quedamos como estamos", aseveró Fernández.

Sin acuerdo, el Gobierno legislará

Por su parte, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, dijo este jueves que el ejecutivo mantiene su apuesta por el diálogo social pero advirtió de que, si no es posible un acuerdo, adoptará medidas para "gobernar en interés general de los ciudadanos y las comentará bilateralmente con quien considere oportuno".
En declaraciones a RNE, Corbacho reiteró que el Gobierno no puede asumir la petición de rebaja de 5 puntos en la cotización a la Seguridad Social porque pondría en riesgo el sistema de pensiones ya que cada punto de recorte supone una merma de ingresos a la Seguridad Social de más de 3.000 millones.
Apuntó que los empresarios le han comentado que "haciendo un esfuerzo" podrían rebajar su pretensión a 3,5 o 4 puntos, algo que tampoco es asumible, y reafirmó la propuesta del Gobierno de medio punto de rebaja "universal y permanente" y de 1 punto para 2010.

El ministro, que recordó que la patronal pidió ayer un plazo de 24 horas para matizar sus propuestas, opinó que el diálogo social no se puede centrar en hablar de porcentajes y dijo que el documento que está sobre la mesa es muy amplio y aborda muchas materias.

Preguntado por si el Gobierno está más cerca de los sindicatos que de los empresarios, Corbacho aseveró que de lo que está más próximo el Ejecutivo es del "sentido común".

Corbacho recordó que, actualmente, la contratación de un desempleado conlleva bonificaciones del cien por cien, por lo que consideró que no es cierto que si se rebajan las cotizaciones a la Seguridad Social los empresarios vayan a contratar a gente en los próximos meses.

El ministro subrayó que, en momentos de crisis, un acuerdo entre agentes sociales tiene mucho valor por la confianza que infunde en la sociedad, algo que los empresarios deberían valorar.

Además, un acuerdo lleva también a la paz social y eso repercute a la larga en la productividad, dijo Corbacho, que alabó la madurez de los sindicatos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad