El Gobierno suaviza el castigo fiscal a las plusvalías inmobiliarias

stop

El nuevo sistema de tributación sólo se aplicará a partir de un precio de venta de 400.000 euros

Viviendas en construccion

31 de octubre de 2014 (12:36 CET)

El Gobierno ha atendido finalmente a las voces que reclamaban un cambio del proyecto de reforma fiscal y ha decidido suavizar el castigo fiscal a las plusvalías obtenidas por la venta de inmuebles de segunda mano. El Ejecutivo, a instancias de una iniciativa parlamentaria del propio Grupo Popular, mantendrá los coeficientes de abatimiento para las ganancias patrimoniales derivadas de la venta de viviendas u otros activos cuyo valor de venta sea inferior a los 400.000 euros.

Es decir, las plusvalías obtenidas tras vender propiedades adquiridas antes de 1995 tributarán después de que se les hayan aplicado los coeficientes de abatimiento --tal como se viene haciendo hasta ahora-- si el precio de venta se sitúa por debajo de la cantidad citada.

Las retenciones a los autónomos

El Gobierno rebajará las retenciones de los autónomos en el IRPF desde el 21% actual hasta el 19% en 2015 y hasta el 18% en 2016, según una enmienda a la reforma fiscal introducida por el PP en el Senado.

De esta forma, el Ejecutivo mejora en un punto la rebaja inicialmente planteada en su reforma, que situaba las retenciones de los autónomos en el 20% en 2015 y en el 19% en 2016.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha considerado este viernes un "acierto" la mejora de estas retenciones, pues, según ha destacado, "significará un alivio para prácticamente un millón de autónomos que dejarán de adelantar a Hacienda una media de 600 euros anuales el próximo año y de unos 900 euros en 2016".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad