El Gobierno "tomará medidas" si no hay acuerdo 

stop

Diálogo social

23 de julio de 2009 (13:05 CET)

La actitud inflexible de la patronal en la mesa del diálogo social está acabando con la paciencia del Ejecutivo. Celestino Corbacho, ministro de Trabajo e Inmigración ha advertido que, si no hay acuerdo, el Gobierno "tomará cuantas medidas sean precisas para gobernar en interés general de los ciudadanos". 

Corbacho, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, ha insistido en que el Ejecutivo "sigue apostando" por el diálogo con sindicatos y empresarios, pero precisó que "si éste no es posible", el Gobierno actuará y "comentará" las medidas que vaya adoptando "con quien considere oportuno". 

La propuesta de la CEOE de rebajar cinco puntos las cotizaciones sociales está siendo, tal y como ha recordado Corbacho, el principal caballo de batalla en la mesa de negociación. La postura inamovible que la patronal ha adoptado a este respecto, hace que incluso un recorte de 3,5 ó 4 puntos en las cuotas empresariales sería aceptado “con gran esfuerzo”, por la CEOE, una rebaja que, no obstante, es "inasumible" por el riesgo que supondría para el sistema de la Seguridad Social. Corbacho ha señalado que la propuesta del Gobierno continúa siendo una rebaja de 1,5 puntos en las cotizaciones empresariales.
 
Cada punto en que se recortan las cotizaciones supone 3.700 millones de euros menos de ingresos para la Seguridad Social, ha explicado el ministro de Trabajo, por lo que toda rebaja adicional superior a los 1,5 puntos ofrecidos por el Ejecutivo "significaría que en 2010 habría menos ingresos que gastos y que, por tanto, las pensiones podrían empezar a tener problemas", algo que el Gobierno “no va a aceptar", según ha declarado Corbacho. 

A la espera de la propuesta de la CEOE
En todo caso, el ministro ha señalado que “habrá que esperar a conocer el documento que está elaborando la patronal” y que tiene previsto remitir hoy mismo a Gobierno, CC.OO. y UGT, en lo que puede ser un punto de inflexión en las negociaciones. 

"Ayer, el presidente de la CEOE pidió 24 horas para hacer matizaciones y enviar esas matizaciones a sindicatos y Gobierno. Vamos a ver cuáles son éstas y a partir de ahí, el Gobierno tiene la clara voluntad de llegar a un acuerdo y alcanzar una concertación lo más amplia posible". 

Un acuerdo en el diálogo social "no beneficiaría al Gobierno" ni a ninguna de las partes sentadas a la mesa, sino que ayudaría a enviar un mensaje de confianza a la sociedad, a la vez que contribuiría a mantener la paz social, según ha querido transmitir Corbacho, algo que, a su juicio, deberían “valorar los empresarios". 

El último borrador elaborado por el Gobierno "no es la llegada final", ha querido matizar el ministro, “pero sí un buen punto de partida que deja muchas puertas abiertas y que trata temas que, al margen de la rebaja de cotizaciones, también son importantes para la CEOE, como las empresas de trabajo temporal (ETT), el absentismo laboral o la revisión del sistema de contratación que se diseñó en 2006”. 

En lo referente a la rigidez del mercado laboral, Corbacho ha transmitido que ligarla a la crisis “no se ajusta a la realidad y a la verdad”, ya que "hace tres años había la misma legislación laboral y se crearon más de 3 millones de empleos”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad