El hombre que quiere poner en pie al empresariado catalán

stop

04 de febrero de 2009 (12:55 CET)

Antoni Marsal es desde noviembre de 2006 el presidente de la Unión Patronal Metalúrgica (UPM) . Sus orígenes están en el mundo de la empresa familiar. Primero en Estampaciones de Sabadell, firma que cuando empezó tenía 300 trabajadores y que cuando la dejó tenía cuatro veces más.

Marsal es economista y licenciado en empresariales y dirección de empresas por ESADE y en PADE por la IESE. Tras Estampaciones, ha trabajado como consejero delegado en varias firmas para pasar posteriormente a ocupar cargos de representación en las patronales catalanas y españolas.

Así, presidió el CIESC, del Centro Metal·lúrgic de Sabadell y Comarca, y fue también presidente de la Asociación de Fundidores de Catalunya. También ocupó el cargo de patrón y vicepresidente de la fundación ASCAMM, y fue vocal de Fomento de Trabajo y de la confederación del metal española, Confemetal.

El hecho de ser presidente de la UPM ha facilitado a Marsal ocupar cargos de responsabilidad en las patronales catalana, Fomento, de la que es miembro de la ejecutiva, y ser, en función de este cargo, vocal de la CEOE. Quizás esta situación puente ha hecho que Marsal obtuviera una extraña unanimidad y consiguiera que la movilización reivindicativa del 10 de febrero cuente con la presencia tanto del presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, como la de su homólogo de Fomento, Joan Rosell.

La entidad presidida por Marsal es una de las más potentes del sector empresarial catalán. La UPM reúne 22 sectoriales, entre gremios y asociaciones, con 18.500 empresas y 250.000 trabajadores que trabajan directa o indirectamente sólo en la demarcación de Barcelona.

En el año 2007, las exportaciones del sector del metal sumaron 23.215 millones, el 46,5% del total de las producidas desde Catalunya y las importaciones en el mismo ámbito sumaron 37.159,2 millones de euros, el 46,9% del total de las importaciones hechas desde el Principado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad