El Ibex se hunde un 4,2%

stop

Grecia puede con los mercados, pero no con todos

27 de abril de 2010 (19:57 CET)

El miedo por el acercamiento de la economía griega al precipicio ha provocado este miércoles pánico en la bolsa española y resaca en el resto de plazas europeas. El Ibex 35 ha caído un 4,2%, la segunda mayor caída del año, por el temor de los inversores a un contagio de los problemas de Grecia. En Europa, las caídas han sido considerables, pero mucho menores: el Footsie ha cedido un 2,6%, el Dax un 2,7% i el CAC parisino un 3,4%.

Pero, para Jaume Puig, director general de GVC-Gaesco, esta reacción a la situación griega “es más de lo mismo” respecto a las que ya se registraron en los meses anteriores. “Estas reacciones no me preocupan en absoluto” afirma el analista, porque no han tenido ningún impacto profundo en las bolsas mundiales, que, desde que comenzó la crisis griega en noviembre se han revalorizado. “Los mercados están actuando de forma racional en base a los resultados empresariales, que están siendo muy buenos.”

De hecho, el analista explica que las bolsas de Grecia, España y Portugal, los países que están en el centro de todas las miradas, han sido las únicas que han sufrido el pánico de los inversores porque se han comportado peor que el resto en estos últimos meses. “Desde hace seis meses, en cada ataque a Grecia, la bolsa se ha comportado peor que el DAX. Y, en el Ibex, la diferencia con el DAX llega al 15%, que es muchísimo”.

Por otra parte, la crisis griega puede tener un impacto especialmente en el euro, porque “es lo único que hay en común en Europa”, afirma Puig. De hecho, cuando saltaron las primeras señales de alarma en Grecia, el euro rondaba los 1,5 dólares, y ahora cuesta 1,32. De todas formas, el impacto tampoco ha sido excesivo para Puig porque “el euro aún está caro”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad