El Ibex sube un 1,87% a la espera de los platos fuertes de la semana

stop

BOLSAS

Un analista, atento a la evolución de los mercados

22 de agosto de 2011 (09:30 CET)

Tras una apertura dubitativa marcada por la falta de tendencia, las compras se han impuesto y las bolsas europeas recuperan parte del terreno perdido la semana pasada. Los inversores han tomado posiciones sin excesos a la vista de la reacción de los índices estadounidenses, que rebotan desde los mínimos del año marcados el viernes.

Las ganancias en toda Europa se han situado entre el 2% y el 3% en los mejores momentos de la sesión y al cierre se han reducido sensiblemente. ¿Por qué? Los avances están cogidos con alfileres y el índice se ha movido al ritmo de Wall Street, que tras una buena apertura ha perdido gas coincidiendo con el cierre de los mercados europeos. El caso es que el Ibex, que ha llegado a subir más del 3% y ha llegado a superar con crecer los 8.300 puntos, ha cerrado con un avance del 1,87% y en los 8.293 puntos.

Ha sido por lo tanto una ganancia sin credibilidad, de carácter técnico tras la caída de las dos sesiones anteriores. Pero lo de hoy es una tregua que  no debe engañar a nadie. La debilidad persiste. Sólo hay que ver el cierre plano del Dax alemán y inconsistencia de los valores bancarios para deducir que la incertidumbre en las bolsas sigue en todo lo alto.

El martes arranca el aluvión de datos de primer nivel a los que los inversores se enfrentan esta semana. El martes hay subasta de letras a tres y seis meses en España y empieza una catarata de referencias en Estados Unidos que culminará el viernes con la publicación del PIB y un discurso del jefe de la Reserva Federal, Ben Bernanke.

En el Ibex, las mayores subidas han sido para Abengoa, Amadeus, BME y Mapfre, con avances de alrededor del 4%. Los bancos han quedado muy lejos. El que más ha subido es Banco Popular, poco más de 1%. Otros como Bankinter ha bajado incluso. 

En el mercado de deuda, la prima de riesgo española sube ligeramente hasta cerca de los 290 puntos básicos, aunque todo sigue en calma con la rentabilidad de los bonos a 10 años en el 5%, después de que el BCE haya anunciado que gastó más de 14.000 millones de euros la semana pasada para estabilizar el mercado de deuda.

Más movimiento hay en otros activos refugio como el oro, que sigue imparable y marca nuevos máximos históricos. Mientras, Japón ha anunciado que tomará nuevas medidas para frenar la escalada del yen frente al dólar, también en niveles históricos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad