El ICO salva al Ayuntamiento de Sitges

stop

El municipio catalán accede a un préstamo de 1,4 millones para pagar facturas pendientes

09 de diciembre de 2011 (13:38 CET)

La deuda cercana a los 70 millones que soporta la localidad de Sitges (Barcelona) es una gran losa para su ayuntamiento. La Administración ha tenido que echar mano del Instituto de Crédito Oficial para hacer frente a las facturas pendientes con proveedores, en total 24 millones de euros.

Este leve respiro económico permite al municipio barcelonés abonar los compromisos inferiores a 1.500 euros hasta febrero de 2011. Con este crédito, el máximo que ofrece el ICO, el ayuntamiento tiene previsto pagar más de 1.000 facturas. “Esta operación va destinada a cubrir parte de la deuda con las pymes que son las empresas con menor capacidad para soportar el retraso de los pagos”, según ha señalado el concejal de Hacienda, Jordi Mas.

Sitges comenzó a pagar a las pequeñas y medianas empresas el pasado verano, lo que supuso un desembolso de 160.000 euros. No obstante, el peso de la deuda es tal que el gobierno convergente, al mando desde hace más de un año, se ha visto obligado a recortar en cargos de confianza y sueldos.

La devolución del crédito empezaría en noviembre de 2012, para cuando la administración espera tener “una tesorería con mayores ingresos”, según explica Mas a Economía Digital. Por su parte, los empleados públicos de Sitges se muestran reticentes y denuncian que llevan meses sin cobrar suplementos de antigüedad, horas extra y beneficios sociales. Retrasos que engrosarían en 500.000 euros la deuda del municipio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad