El IEE afirma que los Presupuestos Generales destruirán empleo

19 de octubre de 2009 (16:51 CET)

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) elaborados por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero gozan de poco apoyo tanto dentro como fuera del Congreso de los Diputados. El Instituto de Estudios Económicos (IEE) considera que el proyecto de PGE para 2010 favorece la destrucción de empleo y, además, retrasará la recuperación económica en España.

El director general del IEE, Juan Iranzo, apunta que los Presupuestos "no gozan de credibilidad ni generan confianza", pues se basan en unas previsiones macroeconómicas "imposibles" y en una "sobreestimación de los ingresos".

Este organismo considera que los PGE para 2010 "son papel mojado, van a remolque" e hipotecan la posibilidad de que España se sume a la recuperación económica de la mayoría de los países en 2010.
El Instituto cree que la economía española dejará de caer poco antes del verano, aunque la recuperación, entendida como creación de empleo neto, tardará dos o tres años más si no se toman medidas adicionales. Por otra parte, ha señalado que la economía seguirá en "recesión y cayendo con más fuerza de lo previsto en los PGE", en torno al 1%.

En materia de empleo, las previsiones del IEE apuntan a que en 2010 se destruirán 300.000 puestos de trabajo, que se sumarán al millón que se perderán en el conjunto de 2009. Sobre esta estimación, la organización considera que los 16.440 millones previstos para el Servicio Público de Empleo Estatal en los PGE es "claramente insuficiente" y habrá que aportar unos 1.200 millones más.

Iranzo lamentó que no se haya llevado a cabo la necesaria reducción del gasto público, y agregó que la única partida significativa que cae es la inversión pública. En este sentido, recordó que inversión productiva es hacer puertos, líneas ferroviarias, carreteras o aeropuertos y no sólo aceras.

En relación a la subida de impuestos que gravan el ahorro, el Instituto de Estudios Económicos opina que tendrá un efecto deslocalización de fondos, mientras que el IVA reducirá el consumo y afectará a los resultados empresariales. Según los responsables del IEE, la subida del IVA sólo estaría justificada si fuera acompañada de una reducción del Impuesto de Sociedades y de las cotizaciones sociales.

El IEE advirtió del "desbordado" déficit de las arcas públicas, que aseguran llegará al 10% del PIB en 2010, lo que va a crear más problemas que soluciones.  "Cada vez parece más imposible" que en 2012 se logre reducir por debajo del 3% como marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE, señala el IEE.

Ello traería consigo otro problema: el de las propias sanciones por el incumplimiento de los compromisos europeos. Así, consideran necesario acometer reformas estructurales en la Administración Pública, en Sanidad y en pensiones para reducir el déficit.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad