El IEE asegura que la banca catalana se quedaría fuera del eurosistema

stop

INDEPENDENCIA

El presidente del IEE, José Luis Feito. Torres&Gómez-IEE

22 de noviembre de 2012 (14:39 CET)

El Instituto de Estudios Económicos (IEE) cree que los costes de la secesión de Catalunya son mucho mayores de los que se está barajando, debido a la salida de la Eurozona en caso de lograr la independencia.

El presidente del IEE, José Luis Feito, ha asegurado que “quienes buscan la secesión, no saben lo que hacen, porque no saben lo que les hacen”. Feito ha explicado que en este caso los bancos catalanes no tendrían acceso al eurosistema y el Estado catalán podría acudir a los distintos mecanismos de financiación que se han creado en la Eurozona. En esas circunstancias, “la caída de la renta sería descomunal”, dice Feito.

El IEE ha presentado un documento de trabajo, titulado La cuestión catalana, hoy, en el que se analizan las principales características económico-financieras del tejido empresarial catalán y los posibles impactos que se pueden producir en relación con el debate independentista. En este documento se cuestionan datos aportados desde la Generalitat sobre la repercusión económica en caso de que Catalunya lograse la secesión.

Exclusión del eurosistema

Siguiendo la teoría de Feito, el catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad Autónoma de Barcelona, Clemente Polo, afirma que el problema económico más apremiante de todos se presentará a las entidades financieras que hoy tienen su domicilio fiscal en Catalunya “para no quedarse excluidas del Sistema Europeo de Bancos Centrales”.

También ha indicado, que además de los activos que integran el capital público, hay también pasivos de la Administración Central en circulación por un importe de 685.438 millones al final del segundo semestre de 2012. Catalunya debería asumir la parte que le corresponda en caso de materializarse su divorcio de España, que podría estimarse en 128.177 millones de euros.

Presupuesto y exportaciones

Otro dato cuestionado es el supuesto presupuesto con el que contaría. El catedrático de Economía Aplicación de la Universidad de Madrid, Donato Fernández Navarrete, ha resaltado que una Catalunya al margen de la UE, con moneda y fronteras propias, con estancamiento económico y con un paro y una deuda pública y privada insoportables, tendría considerables dificultades económicas para constituirse en Estado independiente.

“Su presupuesto inicial, que en las actuales circunstancias de crisis le impediría acudir a los mercados financieros internacionales, no podría superar los 48.000 millones de euros, es decir, un 28% inferior previsto por el presupuesto estimado por el Círculo Catalán para 2013”, asegura el catedrático.

La exportación también sería dañada gravemente. Clemente Polo afirma que las exportaciones de Catalunya al resto del mundo podrían registrar caídas significativas durante varios quinquenios en el escenario más optimista, afectando al índice al paro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad