El índice Ibex 35 de la bolsa española acaba el 2010 con una caída del 17,4%

stop

Los analistas auguran un 2011 con rentabilidades negativas en los parquets españoles y desconfían de las acciones del sector bancario

Última sesión del año

30 de diciembre de 2010 (20:41 CET)

El último día del año con actividad en la bolsa española, el Ibex 35 no ha conseguido situarse en los 10.000 puntos, como sí cotizaba la semana pasada. Se ha quedado en los 9.859,1 y un día más ha operado en rojo (-1,23%). Así, a lo largo de los últimos 12 meses, el selectivo español ha perdido el 17,4% convirtiéndose en el cuarto peor año de la última década en términos de rentabilidad.

Tal como explica el analista de X Trade Brokers, Juan Pedro Zamora, en 2010 “la bolsa española ha evolucionado peor que el resto de los parquets, como pasa en todos los mercados periféricos”. Una noticia negativa que él mismo minimiza al asegurar: “Mientras no se rompa a la baja la barrera de los 9.200 puntos nos estaremos moviendo en los laterales”. De hecho, con esa explicación basada en el análisis técnico de los gráficos, Zamora explica que “a poco que las cosas se estabilicen iremos a mejor, ya que la valoración de las empresas españolas es muy atractiva”.

Una visión que comparte el presidente del grupo Gaesco, Jaume Puig: “Los resultados de las empresas que cotizan son excelentes, han incrementado un 30% de media los beneficios y ventas”. En lo referente a su análisis anual, Puig divide el año en dos fases distintas. En los primeros meses, “la caída de los países periféricos, entre ellos España, arrastró a todos los mercados” mientras que “en los últimos cuatrimestres los inversores se centran en los beneficios empresariales y las bolsas empiezan a subir”. Todas menos la plaza financiera española.

El mercado en 2011

En 2011, Zamora augura “un nuevo ataque en la deuda en los primeros meses”. “Si no supera la barrera de los 9.200 puntos, que no creo que pase, yo aprovecharía para comprar”, afirma. Mirando las acciones del Ibex, subraya la buena evolución de Gas Natural, Enagás, FCC, Inditex e Iberia, mientras que recomienda descartar a las entidades financieras, “sobretodo a la banca mediana como son Banco Popular y Banc Sabadell” por sus pérdidas.

Por lo que hace a la cartera de inversiones recomendada, el analista aconseja “sobreponderar con inversiones en EEUU, en los países emergentes y para los inversores de renta fija que se vayan a las emisiones privadas de entidades con alta capacidad creditícia, como Volkswagen”.

A su vez el presidente de Gaesco manifiesta que la recuperación del mercado español en 2011 es posible “si se resuelve un fenómeno”. “Los inversores no van a poner dinero en un país que está decreciendo cuando el resto del mundo sí lo hace”. Según su valoración, para recuperar la confianza en España quien debe hacer los deberes son las entidades financieras: “Se debe conocer una gran X, cuánto dinero se deberá inyectar al sistema para que pueda continuar con normalidad cuando el precio de los inmuebles que tienen en cartera siguen cayendo”. Si no se hace, “el inversor no confiará ni en el sistema español ni en sus empresas”, afirma categórico.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad