El IPC Armonizado alcanza la tasa más alta desde 2008

28 de mayo de 2010 (09:38 CET)

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) en España situó en mayo su tasa anual en el 1,8%, dos décimas más que en el mes anterior, según los datos adelantados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que señaló que en este comportamiento destacan el descenso de los precios del viaje organizado y el mantenimiento de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas.

Esta tasa del 1,8% es la más alta desde noviembre de 2008, cuando el IPCA se situó en el 2,4%. Con la subida de mayo, el IPC armonizado encadena su tercer repunte consecutivo, tras haber subido seis décimas en marzo y una en abril.

Con mayo, ya son siete los meses consecutivos en los que este indicador se encuentra en tasas positivas después de una racha de ocho meses en negativo.

En concreto, el IPCA entró por primera vez en negativo en marzo de 2009 y alcanzó su mínimo histórico en julio, con una tasa del -1,4%. Desde el mes de agosto del año pasado, el indicador moderó su caída por debajo del 1% y en octubre registró su última tasa negativa hasta el momento (-0,6%).

De coincidir el dato de abril del IPC armonizado con la tasa de inflación general -algo que suele ocurrir décima arriba o abajo-, la inflación registraría también su tasa más elevada desde noviembre de 2008 (2,4%).

El Gobierno considera que la inflación se ha normalizado en tasas positivas, aunque "ligeras", y ha pronosticado nuevos aumentos del IPC en los próximos meses.

Además, estima que estos incrementos deberían ir aumentando con la mejora de la demanda. Ya en el cuarto trimestre del año pasado se empezó a ver cierta recuperación de la demanda privada y del consumo, una tendencia que, según el Gobierno, se mantuvo en el primer trimestre de 2010.

Por su parte, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) entiende que las tensiones inflacionistas siguen siendo "muy débiles", como demuestra el que la tasa de inflación subyacente se encuentre en mínimos e incluso en negativo.

De hecho, en abril, la inflación subyacente se situó en el -0,1% por primera vez desde que comenzó a elaborarse este indicador, en agosto de 1986. No obstante, el Gobierno considera que esto es algo "puntual" y que la subyacente volverá a terreno positivo.

El IPC armonizado, que sirve después a Eurostat para incorporarlo al cálculo del índice de inflación en la Unión Europea, proporciona un avance de cómo evolucionaron los precios en España durante el mes de mayo.

Su publicación responde a la política de Eurostat y del Banco Central Europeo (BCE) de ofrecer datos equiparables en tiempo y calidad a los producidos en Estados Unidos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad