El IPC de 2009 subió sólo un 0,8%, la cifra más baja en 47 años

stop

14 de enero de 2010 (10:29 CET)

El Índice de Precios al Consumo (IPC) se mantuvo su tónica moderada en el mes diciembre y la tasa interanual cerró 2009 en el 0,8%, cinco décimas más que en noviembre. Esta es la cifra más baja que se ha registrado en un ejercicio desde 1962, primer el año del que se dispone de datos, según el INE.

Por su parte, el índice de precios al consumo en Catalunya se ha situado en el 1,2% al cierre de 2009, después de registrar un leve incremento de una décima en diciembre.


  Volviendo al conjunto de España, la inflación ha acabado una décima por encima del dato avanzado por el INE el pasado 5 de enero (0,9%) y ha cerrado el 2009 en el mínimo histórico de un mes de diciembre, tras los ocho meses seguidos de descensos entre marzo y julio, cuando tocó suelo con una caída del 1,4%.

   Desde entonces, el indicador empezó a moderar los descensos, pero fue en noviembre cuando recuperó las tasas positivas, lo que permitió que se cumpliera el guión previsto por el Gobierno, que aseguraba que el IPC cerraría el año en positivo después de abandonar los 'números rojos' en el undécimo mes del año. Así se decía adiós al fantasma de la deflación, uno de los peligros asociados a la crisis económica en los países industrializados.

   Según los datos del INE, la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se situó en diciembre en el 0,3%, una décima más que en noviembre, mientras que el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el 0,9% interanual, cinco décimas más que en noviembre.

   El aumento de la inflación interanual se debió, especialmente, a la subida de los precios del transporte, cuya tasa anual subió tres puntos respecto a noviembre, hasta el 3,9%, a causa de que la bajada del precio de los carburantes y lubricantes fue mayor en diciembre de 2008.

   La vivienda, por su parte, también hizo su aportación al alza del IPC interanual tras registrar en diciembre un repunte de cinco décimas en su tasa anual, hasta el 0,8%, como consecuencia del encarecimiento de los precios del gasóleo para calefacción.

   En tasa mensual, el IPC se estancó en diciembre de este año. El grupo con mayor repercusión positiva en el índice fue el de ocio y cultura, cuyos precios crecieron un 1,4% en diciembre debido, principalmente, a la subida de los precios del viaje organizado.

   Por el contrario, destacó la caída mensual registrada en los precios del vestido y el calzado (-1,2%) por los efectos de las bajadas de precios previas al inicio de la campaña de rebajas de invierno, así como en los precios del transporte (-0,5%), gracias a la bajada de precios de los carburantes y lubricantes y de los automóviles.

Combustibles más caros

   En cuanto a los grupos especiales, los principales descensos interanuales de precios los registraron los bienes industriales duraderos, con una caída del 3,3%, los alimentos sin elaborar, con una tasa del -3,1%, los bienes industriales sin productos energéticos (-1,7%) y las bebidas y tabacos (-0,5%).

   Las mayores subidas interanuales de precios se concentraron en los carburantes y combustibles, con un avance del 7,9%, y en los productos energéticos, que repuntaron un 7,5%. Los alimentos sin elaboración y productos energéticos, por su parte, subieron un 3,4% en tasa interanual, mientras que los servicios sin alquiler de viviendas repuntaron un 1,6%.

   Por rúbricas, los mayores incrementos mensuales de precios en diciembre los registraron los productos lácteos ( 2,4%), el pescado fresco y congelado ( 2,3%) y las patatas y sus preparados (1,2%). Por el lado de los descensos, destacaron las prendas de vestir de hombre, las prendas de vestir de mujer y la carne de ave, todas ellas con un descenso del 1,5%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad