El IPC de EEUU sufre la mayor bajada desde 1955

15 de mayo de 2009 (17:47 CET)

Los datos negativos no son exclusivos de Europa. Desde el otro lado del Atlántico también llegan datos preocupantes que indican que la crisis aún tiene mucho que decir. El Índice de Precios al Consumo de Estados Unidos se mantuvo estable en abril respecto a marzo, con lo que registró una caída del 0,7% en términos interanuales, lo que supone el mayor descenso desde 1955.

La bajada de los precios coincide, además, con una caída continuada en el consumo, que ha producido un fuerte recorte en los márgenes de las empresas.

Por otra parte, la inflación subyacente, que excluye energía y alimentos, aumentó un 0,3% en abril, una décima más que en marzo, y acumuló en términos interanuales un aumento del 1,9%. Los precios de los productos energéticos cayeron un 2,4% en abril, seis décimas menos que en marzo, mientras que el descenso en el precio de los alimentos se situó en el 0,2%. Esta caída en los precios de los alimentos supone la mayor desde mayo de 2002 y la tercera mensual consecutiva.

Por otro lado, la vivienda se abarató un 0,1% en abril, mientras que los precios del transporte lo hicieron un 0,4%, en la misma proporción que los productos de ocio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad