El mercado inmobiliario americano se reactiva, el español sigue apático

stop

unas 700.000 inmuebles sin vender en 2009

Sin título

23 de abril de 2010 (17:16 CET)

El mercado inmobiliario estadounidense ha vuelto a dar señales de vida y en marzo las ventas de casas nuevas han experimentado la mayor subida desde abril de 1963, al repuntar un 26,9% el número de unidades vendidas en su tasa anual. Ayer, las ventas de casas de segunda mano también ofrecieron subidas. Esta evolución contrasta con la realidad española: 700.000 viviendas sin vender.

Según los datos ofrecidos por el Departamento de Comercio norteamericano, las ventas de casas de nueva construcción se dispararon un 26,9%, hasta las 411.000 unidades, desde la cifra revisada al alza de 324.000 unidades vendidas en febrero.
Este dato ha sido muy superior a las cifras esperadas por el consenso de los analistas del mercado, que habían pronosticado una lectura de 333.000 casas vendidas en el tercer mes del año.
La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, aseguró este viernes, 23 de abril, que lo peor del ajuste del sector de la vivienda ya "se ha producido" y está dando paso a un "cambio de tendencia" hacia un modelo más sostenible y equilibrado, aunque el ''stock'' de viviendas, clave para desatascar el sector, volvió a crecer en 2009 y se sitúa en el entorno de los 700.000 inmuebles.
A la espera de que el Ministerio de Vivienda ofrezca las cifras definitivas del cálculo del ''stock'' durante 2009, Corredor ya avanzó que éste experimentó un "ligero incremento" respecto al año anterior, cuando se situó en las 613.000 viviendas. Si bien, apuntó que ésta ''bolsa'' de pisos sin vender podría haber "tocado techo".
Según explicóó, este punto de inflexión se observa ya en el repunte de las transacciones de viviendas y en el ajuste de los precios, que "han desacelerado su caída". Si bien, la ministra de Vivienda señaló en este punto que hay zonas que van a seguir registrando descensos de precios en 2010, aunque con menor intensidad, en la medida en que tengan mayores dificultades para absorber su ''stock''.
En lo referido a la demanda, Corredor también destacó que el esfuerzo salarial que han de hacer las familias para la compra de una vivienda ha pasado del 42% al 29% en un año. Además, Corredor puso en valor el efecto de las medidas puestas en marcha por el Gobierno para facilitar el acceso de las familias a la vivienda e impulsar la rehabilitación y el alquiler.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad